Prologo de El Libertino

domingo, 29 de noviembre de 2009

Hoy se acerca a la mansión una antigua amiga, que nos regala este insinuante relato.
Es curioso como a veces los recuerdos más intensos no son siempre las imagenes de lo vivido; en el caso de nuestro relato de hoy, lo que excita la imaginacion de tsusima en un olor. Un olor que ni siquiera era especialmente agradable, pero que, cada vez que se cruce con él, conseguirá que su cuerpo responda con la misma excitación que aquella vez.
Muchas gracias tsusima por permitirme traer a la mansión tu relato. Con tu permiso iré trayendo alguno más. O mejor aun... puedes traerlos tu misma cuando gustes.
Aqui tienes tu mansión.




Aun tengo en mi mente ese olor...
Habíamos quedado para vernos aquella tarde, no le conocía mucho, pero las veces que habíamos hablado me había agradado bastante. Habíamos tomado café en dos ocasiones anteriores y habíamos hablado mucho.
Aquella tarde, quedamos para tener una sesión .A los dos nos apetecía mucho. Supongo que ambos queríamos saber hasta dónde éramos capaces de llegar...
Me llevó a una casa de las afueras de la cuidad, una casa de una planta .Al entrar, tuve la sensación extraña de un olor como a humedad, pero no era desagradable...
Cuando entramos al pequeño salón, vi un sofá amplio una mesita baja, y algún mueble más.En las paredes había colgados látigos, fustas y cuerdas, todo bien colocado, diría que con gusto...Estaba de pie junto a él, y empezó a desabrocharme los botones de la camisa, empecé a temblar al notar sus dedos en mi piel .No sabía que hacer con las manos, me limite a tenerlas pegadas en mis piernas y dejarme hacer.Continuó, bajando la cremallera de la falda y quitándomela hasta que cayó, a mis pies.Me había puesto un conjunto morado muy bonito de encaje para esa ocasión, pero ni se dio cuenta.Desabrochó mi sujetador con un poco de violencia, y cuando vio mis senos acerco sus manos y empezó a tocarlos .Respire profundamente, y me llego ese olor tan agradable...Seguidamente empezó a mordisquearme los pezones con fuerza .Me gustaba ese dolor .Ver su cara entre mis pechos. sus dientes mordiendome, y sus ojos clavados en los mios.Me puso en el sofá de rodillas a la pared, con las piernas separadas y me toco por detrás, supongo que quería notar o ver mi grado de humedad.Vi cómo se movía hacia un lado del salón y cogía una fusta y un látigo .En ese momento me puse un poco tensa, pero esperé y me fui colocando para recibir sus caricias.El primero dolió ...bueno... y el segundo y el tercero...pero iba notando como a cada golpe me iba mojando cada vez más ,canalicé el dolor para mi placer ,y empecé a disfrutar ...Me quitó las braguitas, me puso en sus rodillas y con una paleta ,me azoto ...Me encantó ...pero llego un momento que ya no podía más ... Cuando me vio llorando ,me abrazó y empezó a besarme la cara .Me puso tumbada en el sofá, y empezó a darme un masaje con aroma de vainilla .Agradecía aquellas manos que estaban mimando mis partes más doloridas .Después de un rato de descanso y charla ,me puso un collar en el cuello con una cadena larga ,y me dijo ,que me pusiera a cuatro patas ,me arrodillé ,y me puse cómo el me pedía .Me paseó por todo el comedor ,sentía el frió suelo en mis rodillas y en mis manos ,me paré delante de él ,sin levantar la cara y empezó a pisarme las manos ,en ese momento pensé ...será cabrón ...pero ahí no había acabado todo .Me dijo ,espera aquí un momento ,y apareció con un plato con agua ,y me dijo ,bebe como una perra ,como lo que eres .Me puse a beber del plato mientras pensaba ,que hacía yo en ese sitio ,y por que dejaba que me humillara así .Pero en el fondo estaba muy a gusto ,me gustaba todo aquello .Nuevamente se fue a la cocina ,dejándome con la cabeza mirando al suelo y a cuatro patas .Cuando volvió con otro plato lleno de chuches ,ositos ,moras de colores ,lo puso en el piso y me mando comer de el .Te doy este manjar ,para que no pienses que soy tan cabrón como estas pensando ...No tenía hambre ,pero comí unas cuantas .Me levanto tirando de la cadena de mi collar y me dijo ,desnúdame .Comencé a quitarle la camisa, lentamente botón a botón y descubrí un cuerpo perfecto, en ese momento me acorde de mi amiga, cuando hablábamos de las tabletas de chocolate de los torsos de los chicos de los anuncios. Saqué las mangas y la tiré al suelo. Empecé a pasar mis manos por aquel cuerpo depilado, suave, terso...También le desabroche los pantalones y se los quité ,y vi un minúsculo tanga azul ,que hacía que su pene se notara .Seguí le, besándole cada milímetro de su cuerpo, deseándole...Se tumbó en el sofá y empecé a meterme aquella polla en la boca, acariciándola con la lengua, con los labios...
Ha pasado mucho tiempo de todo esto, pero aún esta en mi mente ese olor a aquella casa....
 
tsusima

No hay comentarios:

______________________________________________________________________________________________________________________________________________