Prologo de El Libertino

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Primer día post-loteria

Cabreado me he levantado,
Mi suerte me ha abandonado,
La lotería no me ha tocado,
Otro año malhumorado.


El banco ya me ha amenazado
Pues la hipoteca yo no he pagado,
La luz ya me la han cortado
Y la mansión me la han embargado.


Menos mal que aquí a mi lado,
A mi esclava yo he atado,
Y su cuerpo fustigado
Me excita con su descaro.

Con sus labios me ha besado
Con sus manos, acariciado,
Con su boca me he saciado,
Con su cuerpo me he relajado.


A su lado yo he sudado
Y mis problemas he olvidado
Pues con ella me he desfogado
Y ambos lo hemos disfrutado.


Con mi fusta la he azotado,
Con mis manos la he acariciado,
Con mi sexo la he gozado,
Y con su boca me ha matado.


Y lo cierto es que, bien pensado,
El día no ha sido tan malo,
Pues aunque pobre y arruinado,
Una sierva yo he encontrado.


Una esclava que me ama,
Que me mima y que me quiere,
Que me cuida y me soporta,
Y que a cambio nada quiere.


Es por tanto, digo yo,
Para sentirse gozoso,
Afortunado, dichoso,
Y hasta un poco generoso.


Así que esta noche, mi sierva,
Voy a hacerte yo un regalo…
En el suelo dormirás,
A los pies de tu amado Amo.


Y por haberme complacido
Y haberme levantado el ánimo,
Por ser tú, yo te permito,
Que la alfombra hayas usado.


Y no me des las gracias, mi sierva,
Que se que no las merezco,
Y que yo todo esto lo hago,
Por ser de natural espléndido.


Y así mañana será
Otro día y otra historia,
Y tú a mis pies estarás,
Como decretan las normas.

(El Satiricón)

(Para magdala, por su dedicación)

No hay comentarios:

______________________________________________________________________________________________________________________________________________