Prologo de El Libertino

lunes, 31 de agosto de 2009


Sólo existe un verdadero dominante de nuestro cuerpo y alma... y son los sentimientos.

El corazón... solo él...manda en nosotros.

Toma posesión de todo, absolutamente de todo...hasta lo que creíamos tener dominado como personas libres...

No somos más que esclavos de lo que en verdad nos posee...

No somos más que individuos luchando constantemente por no escuchar lo que en verdad nos mueve...

No somos nada, ante lo que nos representa como un TODO.

¿Como podríamos desaparecer y volver a estar limpios de deseos?....


Triskel

domingo, 30 de agosto de 2009


Te digo adiós y acaso, te quiero todavía.

Quizá no he de olvidarte, pero te digo adiós.

No se si me quisiste...No se si te quería...

O tal vez nos quisimos demasiado los dos.


Este cariño triste y apasionado y loco,

me lo sembré en el alma para quererte a ti.

No se si te amé mucho...No se si te amé poco.

Pero si se que nunca volveré a amar así.


Me queda tu sonrisa dormida en mi recuerdo,

y el corazón me dice que no te olvidaré;

pero al quedarme solo; sabiendo que te pierdo,

tal vez empiezo a amarte como jamás te amé.


Te digo adiós y acaso en esta despedida

mi más hermoso sueño muere dentro de mí...

Pero te digo adiós para toda la vida,

aunque toda la vida siga pensando en ti.


José Angel Buesa

sábado, 29 de agosto de 2009


"Si me domesticas, entonces tendremos necesidad el uno del otro.Tú serás para mí único en el mundo y yo seré para tí única en el mundo también."

Antoine de Saint-Exupéry

El principito.

viernes, 28 de agosto de 2009

Última entrega de las cartas de james Joyce a su amada.
Y no por ello menos lasciva.
Te echaremos de menos, gran Jim.
Me has hecho pasar unos ratos realmente agradables y excitantes.
¡Addio, addio, addio, addio, gran Jim!
Que allá donde estés, el espíritu de tu lujuria me bañe y me llene...


20 de diciembre de 1909
44 Fontenoy Street, Dublín

Mi dulce y pícara Nora, recibí esa noche tu ardiente carta y he tratado de imaginarte frotándote el sexo en el baño. ¿Cómo lo haces? ¿Te recuestas contra la pared con tu mano cosquilleándote debajo de tus ropas? ¿O te acuclillas bajo el agujero con las camisas vueltas hacia arriba y tu mano trabajando fuertemente a través de la abertura de tus bragas? ¿Te sirvió como preludio ahora para cagar? Me pregunto cómo pudiste hacerlo. ¿Acabas al cagar o te frotas acabando primero y luego cagas? Debe haber sido una horrible cosa lasciva ver a una niña con sus ropas levantadas frotando con furor su coño, ver sus calzoncillos blancos y hermosos bajados de atrás y su trasero defecando y una cosa gruesa y café que sale de su agujero. Dijiste que ensuciarías tus bragas, querida, y que después me dejarías follarte. Me gustaría oírte primero enmierdarlas y follarte después. Alguna noche, cuando estemos en alguna parte hablando en la oscuridad cosas puercas y sientas tu mierda a punto de salir, rodea mi cuello con tus brazos en tu vergüenza y déjala caer suavemente. El sonido me enloquecerá y cuando alce tu vestido...
¡De nada sirve continuar! ¡Ya puedes adivinar qué!
Hoy abrió el cinematógrafo. El domingo 2 de enero salgo par Trieste. Espero que hayas hecho lo que te dije respecto a la cocina, el linóleo, el sillón y las cortinas. A propósito, no cosas esas bragas delante de nadie. ¿Está hecho tu vestido? Así lo espero, con una chaqueta larga, con cinturón y con los puños de cuero, etc. No sé como voy a arreglármelas con los gasto de Eileen. ¡Por Dios, arregla tú esto y que pueda yo tener una cama confortable! No tengo ningún deseo especial de hacerte nada, querida. Puedes descansar tranquila respecto a mis idas con ... Tú no lo comprendes. Querida, esto no sucederá.
Oh, ahora estoy hambriento. El día que llegue di a Eva que haga un "pudding" corriente y algún tipo de salsa de vainilla sin vino. Me gustaría comer rosbif, sopa de arroz, cupuzzi garbi, puré de patatas, "pudding" y café negro. No, no, me gustaría stracotto di macheroni, una ensalada, ciruelas cocidas, torroni, té y presnitz. O no, preferiría anguilas cocidas o polenta con...
Perdóname querida, esta noche estoy hambriento.
Querida Nora, espero que pasemos juntos un año feliz. Mañana escribiré a Stanie sobre lo del cinematógrafo.
Estoy tan feliz que ahora veo Miramar. Lo único que espero es que no lleve de nuevo conmigo esa abominable cosa, debido a lo que hice. Querida reza por mí.
¡Addio, addio, addio, addio!

JIM

jueves, 27 de agosto de 2009

Penúltima entregra de esta serie de cartas que nos muestra a un
obsceno pero agotado Jim.
¿Agotado por su trabajo? ¿Por sus preocupaciones?
¿O quizás agotado por sus excesos onanistas?
Que más da la causa de su agotamiento si no le impedía
seguir escribiendo sucias y sensuales cartas a su amada Nora.
Joyce, Joyce... ¿qué no habrías dado tu por una pastillita de Viagra...?



16 de diciembre de 1909
44 Fontenoy Street, Dublín

Dulce niña querida, ¡finalmente me escribes! Seguro que has masturbado ferozmente ese sucio coñito tuyo para escribirme una carta tan incoherente. En cuanto a mí, estoy tan fuera de forma que tendrás que lamerme una buena hora antes que pueda tener un cuerno lo suficientemente firme para metértelo, no digamos para follarte. He hecho tanto y tan seguido que me da miedo mirar cómo lo he hecho, después de todo me lo he hecho. Querida, por favor no me folles demasiado a mi vuelta. Folla todo lo que quieras fuera de mí por ahí de la primera noche; pero dame tiempo para reponerme. Querida, toda la follada debe ser hecha por ti, porque como estoy blando y diminuto ninguna niña en Europa, a excepción tuya, desperdiciaría su tiempo y energía conmigo. Fóllame, querida; en todas las nuevas formas que tu deseo sugiera. Fóllame ataviada con tus vestidos de calle, con tu velo y tu sombrero puestos, con tu cara sonrosada por el viento y el frío y la lluvia y tus botas embarradas; fóllame también a caballo sobre mis piernas, cuando esté sentado en una silla, montándome de arriba hacia abajo mostrándome los ribetes de tus bragas y mi pito firmemente clavado en tu coño, o móntame sobre la espalda de un sillón. Desnuda, fóllame, solamente con tus medias y tu sobrero puesto, acostados en el piso, con una flor roja en el culo, montándome como un hombre, con tus muslos entre los míos y tu robusto trasero. Móntame vestida con tu bata de estar (ojalá tengas esa tan bonita), con nada debajo de ella, ábrela repentinamente y muéstrame tu vientre y tus muslos y tu espalda y empújame sobre ti, encima de la mesa de la cocina. Fóllame con tu culo, boca abajo en la cama, con tu cabello suelto, desnuda, pero con tus adorables bragas rosas perfumadas, abiertas desvergonzadamente de atrás y medio caídas, de modo que se pueda entrever un poco tu trasero. Fóllame si puedes acuclillada en el baño, con tus vestidos levantados gruñendo como una puerca que caga y una gran cosa gruesa sucia serpenteando con lentitud fuera de tu trasero. Fóllame en las escaleras, en la oscuridad, como una niñera follando con su soldado, que le desabotona gentilmente la trusa y desliza su mano en su pajarito y lo acaricia con su camisa y con ese contacto se va humedeciendo y entonces lo toma con suavidad y lo acaricia junto con sus dos bolas a punto de estallar y finalmente agarra atrevida la pija que ella mama y la manosea y la acaricia suavemente, murmurando para él en sus oídos palabras obscenas e historias indecentes que otras chicas le han contado a ella y ella dice cosas sucias y se mea las bragas con placer y deja salir suave, quieta tranquilamente tibios peditos de su trasero hasta que su clítoris está tan firme como el de él y de pronto se lo mete y lo monta.
¡Basta! ¡Basta per Dio!
He acabado y todas las tonterías han desaparecido. ¡Ahora, la respuesta a tus preguntas!
Todavía no hemos inaugurado. Te mando algunos carteles. Esperamos inaugurar el veinte o veintiuno. Cuenta catorce días a partir de entonces y tres y medio más para el viaje y estaré en Trieste.
Prepárate. Coloca un lindo linóleo marrón agradable en la cocina y, por la noche, cuelga un par de cortinas rojas comunes en las ventanas. Procura un sillón cómodo y barato para tu perezoso amante. Haz todo lo que te digo, querida, pues una vez que llegue no me moveré de esa cocina en una semana, leyendo, repantingándome y mirando como preparas la comida; y hablándote, hablándote, hablándote, ¡Qué supremamente feliz seré! ¡Dios mío, allí seré feliz! I figlioli, il fuoco, una bona mangiata, un caffé nero, un Brasil, il Piccolo della cera, e Nora, Nora mía, Norina, Noretta, Norella, Noruccia, etc, etc...
Eva y Eileen deben dormir juntas. Consigue algún lugar para Georgie. Quiero que Nora y yo tengamos dos camas para el trabajo nocturno. Estoy manteniendo y mi mantendré mi promesa, amor mío. ¡El tiempo vuela, vuela rápidamente! Quiero regresar a mi amor, mi vida, mi estrella, mi pequeña Irlanda de ojos extraños! ¡Cien mil besos, cariño!


JIM

miércoles, 26 de agosto de 2009

Quinta entrega de estas deliciosas cartas llenas de amor y pasión.
Saboreadla, porque, aunque inconclusa, es arrebatadora.
Nuestro amigo James se muestra aquí sumiso y complaciente,
rogando ser castigado por faltas que aun no ha cometido.
¿es que acaso su lujuria no conoce limites?
Que cada cual piense lo que guste...


Fragmento de una carta]
Dublín, 13 de diciembre de 1909

...ir a otras? Tú puedes dármelo todo y más de lo que ellas pueden. ¿Querida, crees definitivamente en mi amor? ¡Oh, hazlo, Nora! ¿Acaso no se lee en mis ojos cuando hablo de ti? Como dice tu madre, "se iluminan como velas en mi cabeza".
Cariño, ahora el tiempo pasará volando hasta que tus brazos me estrechen. Nunca te abandonaré de nuevo. No sólo deseo tu cuerpo (como sabes), sino también tu compañía. Querida mía, supongo que mi amor por ti parece pobre y raído comparado con tu generoso y espléndido amor hacia mí. Pero es el mejor que puedo ofrecerte, querido amor mío. Acepta mi amor, sálvame y protégeme. Soy tu niño, ya te dije, y debes ser dura conmigo, pequeña madre mía. Castígame tanto como quieras. Me parecería delicioso sentir mi carne estremeciéndose bajo tu mano. ¿Sabes lo que quiero decir, Nora mía? Desearía que me pegaras o incluso que me azotaras. No jugando, querida, sino en serio, y en mi carne desnuda. Desearía que fueras dura, dura, querida, y tuvieras grandes y orgullosos pechos y muslos rollizos. ¡Querría ser azotado por ti, Nora, amor! Me hubiera gustado hacer alguna cosa que te molestara, siquiera algo trivial, quizá mejor una de mis sucias costumbres que te hacen reír: y escuchar entonces que me llamas a tu cuarto y encontrarte sentada en la silla de brazos con tus robustos muslos abiertos y tu cara bien roja de ira y un bastón en la mano. Te veo mostrándome lo que hice y entonces con un movimiento de rabia me empujarás hacia ti y hundirás mi rostro en tu seno. Entonces sentiré tus manos bajándome la trusa y hurgando dentro de la ropa y levantando la camisa, para encontrarme luchando con tus fuertes brazos en tu seno y sentirte inclinada sobre mí (como una nodriza que fustiga el trasero de un niño) hasta que tus grandes y llenos pechos casi me toquen y te sienta azotarme, azotarme, azotarme malvadamente en mi carne desnuda y estremecida! Perdóname, cariño, si esto es insensato. Empiezo la carta con total tranquilidad y debo terminarla ahora en mi estilo alocado.
Querida, ¿estás ofendida por mi forma desvergonzada de escribir? Supongo que algunas de las cosas obscenas que escribí te hicieron sonrojar. ¿Estás enfadada porque te dije que me gustaba mirar la mancha oscura que aparece tras tus bragas blancas de adolescente? Supongo que me consideras un inmundo desgraciado. ¿Cómo contestarás estas cartas? Espero, y espero que tú también me escribas cartas incluso más desaforadas y sucias que las mías.
Nora, puedes hacerlo si sólo lo deseas, pero también debo decirte que [INCONCLUSA]

JIM

martes, 25 de agosto de 2009

Cuarta entrega del vicioso James a su dulce putita folladora.
Este hombre sabía perfectamente lo que quería.
No albergaba ninguna duda al respecto.
Y Nora también debía de tenerlo muy claro.
Relación de pasión, lujuria y desenfreno...
¿Quien no desearía vivir algo así?
Pues adelante... no os pongáis limitaciones vanas...
Sed simplemente... lo que deseáis sed... como Jim... como Nora .

9 de diciembre de 1909
44 Fontenoy Street, Dublín


Mi dulce sucia pajarita folladora. Aquí está otra nota para comprar bragas bonitas o ligueros o ligas. Compra bragas de puta amor, y trata de perfumarlas con algún suave aroma y de decorarlas también un poquito por atrás.
Pareces ansiosa de saber cómo recibí tu carta que dices es peor que la mía. ¿Cómo que es peor que la mía, amor? Sí, es peor en una o dos de sus partes. Me refiero a la parte en la que dices que lo harás con tu lengua (no me refiero a que me chupes) y en esa amable palabra que escribiste tan grande y subrayaste, pequeña pícara. Es estremecedor escuchar esa palabra (y una o dos de las que no escribiste) en los labios de una chica. Pero ojalá hables de ti y no de mí. Escríbeme una carta larga, larga, llena de esas y otras cosas acerca de ti, querida. Ahora ya sabes cómo endurecérmela. Dime las cosas mínimas acerca de ti tan minuciosamente como sean de obscenas, sucias y secretas. No escribas más. Deja a cada oración llenarse de sucias palabras y sonidos sin recato. Son lo más amable de oír y de ver en el papel, porque las más sucias son las más bellas.
Las dos partes de tu cuerpo que hacen las cosas más sucias son las que yo más quiero. Prefiero tu culo, querida, a tus tetitas porque hace cosas más sucias. Si amo tanto tu coño no es por ser la parte de tu cuerpo que penetro, sino porque hace otra cosa sucia. Puedo pasar todo el día acostado masturbándome en la contemplación de la divina palabra que escribiste, y la cosa que dices quisieras hacer con tu lengua. Ojalá pudiera oír a tus labios murmurando esas poderosamente excitantes palabras obscenas, ver tu boca haciendo ruidos y sonidos lascivos, sentir tu cuerpo agitándose debajo de mí, oír y oler los gruesos sucios pedos de muchacha ir pop pop fuera de tu hermoso culo de muchacha desnuda y follar, follar, follar a mi ardiente culo sucio de pajarita folladora por siempre.
Estoy contento ahora, porque mi putita me dijo que quiere entregarme su trasero, y quiere que la folle por su boca, y quiere desabotonarme y sacar mi palito y mamarlo como una teta. Más y más sucias que éstas quiere mi pequeña folladora desnuda que le haga, mi perversa excitable amante, mi dulce pedorrita obscena.
Buenas noches mi coñito, me voy a acostar y pajearme hasta acabar. Escribe más y más sucias cosas, querida. Acaricia tu coñito mientras me escribes para hacer peor y peor lo que escribes. Escribe grandes las palabras obscenas y subráyalas y bésalas y ponlas un momento en tu dulce sexo caliente, querida, y también levanta un momento tu vestido y ponlas debajo de tu querido culito pedorro. Haz más si quieres y mándame entonces la carta, mi querida pajarita folladora del trasero café.


JIM

lunes, 24 de agosto de 2009

Y ya tenemos aquí la tercera entrega de Mister Joyce.
Sucia, obscena, sensual, salvaje, animal...
ponedle el calificativo que queraris o si no, haced como yo...
simplemente leerla y disfrutarla...


8 de diciembre de 1909
44 Fontenoy Street, Dublín

Mi dulce putita Nora, he hecho como me lo pediste, muchachita sucia y me hice dos pajas mientras leía tu carta. Me deleita ver que haces como si te follara por atrás. Sí, ahora puedo recordar esa noche cuando de follé por atrás mucho tiempo. Fue la follada más sucia que te he hecho, querida. Horas y horas mi sexo estuvo duro dentro tuyo, entrando y saliendo de tu trasero vuelto hacia arriba. Sentía tus rollizas nalgas sudorosas bajo mi vientre y veía tu rostro y tus ojos enloquecidos. A cada una de mis arremetidas tu desvergonzada lengua salía de entre tus labios, y si te embestía con mayor fuerza que la usual, gruesos y sucios gases surgían balbuceantes de tu trasero. Tenías un culo lleno de pedos aquella noche, querida, y con la follada salieron todos para afuera, gruesos camaradas, otros más ventosos, rápidos y pequeños requiebros alegres y una gran cantidad de peditos sucios que terminaron en un largo chorrear de tu agujero. Es delicioso follarse a una mujer con pedos cuando cada embestida le saca uno. Estoy seguro que podría reconocer los de ella en un cuarto lleno de mujeres flatulentas. Es un ruido mucho más juvenil, que en nada se parece a los flatos húmedos que deben poseer las esposas gordas. Es más repentino y seco y sucio como el que imagino haría para divertirse una muchacha desnuda en el dormitorio de la escuela por la noche. Espero que Nora dejará escapar sus gases en mi rostro para que también pueda conocer su olor.
Dices que a la vuelta me vas a chupar y quieres que lama tu sexo, pequeña pícara depravada. Espero que alguna vez me sorprendas durmiendo vestido, me asaltes con un destello de puta en tus soñolientos ojos, me desabroches con suavidad, botón por botón en el vuelo de mi trusa, y saques gentilmente la gruesa fusta de tu amante, la escondas en tu boca húmeda y la mames hasta que dura y erectísima acabe en tu boca. Algunas veces también te sorprenderé dormida, levantaré tu camisón y abriré suavemente tus bombachas caliente; suavemente me recostaré y comenzaré a lamer con placidez alrededor de tu sexo. Te agitarás incómoda, entonces lameré los labios del sexo de mi querida. Te pondrás a gruñir y a gemir, a suspirar y pedorrear ávida en tu sueño. Entonces lameré más rápido, como un perro voraz, hasta que tu sexo sea una masa de suciedad y tu cuerpo un corcoveo salvaje.
¡Buenas noches, mi pequeña Nora pedorra, mi sucia pajarita folladora! Hay una palabra amable, querida que subrayaste para que me masturbara mejor. Escríbeme más acerca de eso y de ti misma, dulcemente, totalmente sucia, totalmente sucia.

JIM

domingo, 23 de agosto de 2009

Estimados habitantes de la mansión...
Os dejo hoy aquí la segunda de las cartas que el bueno de Joyce le escribió
a su amada. En ella mantiene ese tono morboso y visceral que, poco a poco,
va en aumento.
Lástima que las cartas que ella le enviaba a él se hayan perdido, porque me
habría encantado saber como se sentía ella.
¿Se sentiría amada y deseada a unos niveles obscenos? ¿O quizás pensaba que el
sólo la quería para satisfacer sus más bajas pasiones?
¿Sentiría entrega? ¿humillación? ¿un deseo similar al de él?
Imposible saberlo, claro, aunque por los comentarios de Joyce...
En fin, que cada cual piense lo que quiera.

Feliz domingo a tod@s


6 de diciembre de 1909
44 Fontenoy Street, Dublín
.

¡Noretta mía! Esta tarde recibí la conmovedora carta en la que me cuentas que andabas sin ropa interior. El día veinticinco no conseguí las doscientas coronas, sino sólo cincuenta, y otras cincuenta el día primero. Esto es todo en lo que al dinero se refiere. Te envío un pequeño billete de banco y espero que al menos puedas comprarte un lindo par de bragas, y te mandaré más cuando me paguen de nuevo. Me gustaría que usaras bragas con tres o cuatro adornos, uno sobre el otro, desde las rodillas hasta los muslos, con grandes lazos escarlata, es decir, no bragas de colegiala con un pobre ribete de lazo angosto, apretado alrededor de las piernas y tan delgado que se ve la piel entre ellos, sino bragas de mujer (o, si prefieres la palabra) de señora, con los bajos completamente sueltos y perneras anchas, llenos lazos y cintas, y con abundante perfume de modo que las enseñes, ya sea cuando alces la ropa rápidamente o cuando te abrace bellamente, lista para ser amada, pueda ver solamente la ondulación de una masa de telas y así cuando me recueste encima de ti para abrirlos y darte un beso ardiente de deseo en tu indecente trasero desnudo, pueda oler el perfume de tus bragas tanto como el caliente olor de tu sexo y el pesado aroma de tu trasero.
Te habrán impresionado las cosas sucias que te escribo. Quizás pienses que mi amor es una cosa sucia. Lo es, querida, en algunos momentos. Te sueño a veces en posiciones obscenas. Imagino cosas muy sucias, que no escribiré hasta que vea qué es lo que tú me escribes. Los más insignificantes detalles me producen una gran erección. Un movimiento lascivo de tu boca, una manchita color castaño en la parte de atrás de tus bragas, una palabra obscena pronunciada en un murmullo de tus labios húmedos, un ruido sin recato, repentino, de tu trasero y entonces asciende un feo olor por tus espaldas. En algunos momentos me siento loco, con ganas de hacerlo de alguna forma sucia, sentir tus lujuriosos labios ardientes, chupándome, follar entre tus dos senos coronados de rosa, en tu cara y derramarme en tus mejillas ardientes y en tus ojos, conseguir la erección frotándome contra tus nalgas y poseerte sodomíticamente.
¡Basta per stasera!
Espero que te haya llegado mi telegrama y lo hayas comprendido.
Adiós, querida mía a quien trato de degradar y pervertir.
¿Cómo sobre esta tierra de Dios es posible que ames una cosa como yo?
¡Oh, estoy tan ansioso de recibir tu respuesta, querida!

JIM

sábado, 22 de agosto de 2009

Estimados amig@s de la mansión...
permitidme traeros hoy aquí, la primera de una serie de cartas
de apasionado amor, que el poeta James Joyce le escribió a su mujer
a partir del año 1909.
El descubrimiento, aunque algunos ya las conoceréis, no es mío, sino de
una buena amiga que ha tenido el detalle de mostrármelas y es por eso
que quiero compartirlas con vosotros ahora.
Las iré publicando de una en una.
Su valor, dada la fecha en las que fueron escritas, es inmenso, y nos muestra que,
ya a esa "temprana edad", también había personas capaces de sentir lo que muchos y
muchas sentimos en la actualidad.
No hay nada nuevo bajo el sol.
Y a mi amiga agradecerla el detalle de su revelación. Un beso para ti.


2 de diciembre de 1909
44 Fontenoy Street, Dublín

Querida mía, quizás debo comenzar pidiéndote perdón por la increíble carta que te escribí anoche. Mientras la escribía tu carta reposaba junto a mí, y mis ojos estaban fijos, como aún ahora lo están, en cierta palabra escrita en ella. Hay algo de obsceno y lascivo en el aspecto mismo de las cartas. También su sonido es como el acto mismo, breve, brutal, irresistible y diabólico.
Querida, no te ofendas por lo que escribo. Me agradeces el hermoso nombre que te di. ¡Si, querida, "mi hermosa flor silvestre de los setos" es un lindo nombre! ¡Mi flor azul oscuro, empapada por la lluvia! Como ves, tengo todavía algo de poeta. También te regalaré un hermoso libro: es el regalo del poeta para la mujer que ama. Pero, a su lado y dentro de este amor espiritual que siento por ti, hay también una bestia salvaje que explora cada parte secreta y vergonzosa de él, cada uno de sus actos y olores. Mi amor por ti me permite rogar al espíritu de la belleza eterna y a la ternura que se refleja en tus ojos o derribarte debajo de mí, sobre tus suaves senos, y tomarte por atrás, como un cerdo que monta a una puerca, glorificado en la sincera peste que asciende de tu trasero, glorificado en la descubierta vergüenza de tu vestido vuelto hacia arriba y en tus bragas blancas de muchacha y en la confusión de tus mejillas sonrosadas y tu cabello revuelto. Esto me permite estallar en lágrimas de piedad y amor por ti a causa del sonido de algún acorde o cadencia musical o acostarme con la cabeza en los pies, rabo con rabo, sintiendo tus dedos acariciar y cosquillear mis testículos o sentirte frotar tu trasero contra mí y tus labios ardientes chupar mi poya mientras mi cabeza se abre paso entre tus rollizos muslos y mis manos atraen la acojinada curva de tus nalgas y mi lengua lame vorazmente tu sexo rojo y espeso. He pensado en ti casi hasta el desfallecimiento al oír mi voz cantando o murmurando para tu alma la tristeza, la pasión y el misterio de la vida y al mismo tiempo he pensado en ti haciéndome gestos sucios con los labios y con la lengua, provocándome con ruidos y caricias obscenas y haciendo delante de mí el más sucio y vergonzoso acto del cuerpo. ¿Te acuerdas del día en que te alzaste la ropa y me dejaste acostarme debajo de ti para ver cómo lo hacías? Después quedaste avergonzada hasta para mirarme a los ojos.
¡Eres mía, querida, eres mía! Te amo. Todo lo que escribí arriba es sólo un momento o dos de brutal locura! La última gota de semen ha sido inyectada con dificultad en tu sexo antes que todo termine y mi verdadero amor hacia ti, el amor de mis versos, el amor de mis ojos, por tus extrañamente tentadores ojos llega soplando sobre mi alma como un viento de aromas. Mi poya está todavía tiesa, caliente y estremecida tras la última, brutal embestida que te ha dado cuando se oye levantarse un himno tenue, de piadoso y tierno culto en tu honor, desde los oscuros claustros de mi corazón.
Nora, mi fiel querida, mi pícara colegiala de ojos dulces, sé mi puta, mi amante, todo lo que quieras (¡mi pequeña pajera amante! ¡mi putita folladora!) eres siempre mi hermosa flor silvestre de los setos, mi flor azul oscuro empapada por la lluvia.


JIM

viernes, 21 de agosto de 2009


MUJER, NADA ME HAS DADO


Nada me has dado y para ti mi vida

deshoja su rosal de desconsuelo,

porque ves estas cosas que yo miro,

las mismas tierras y los mismos cielos,


porque la red de nervios y de venas

que sostiene tu ser y tu belleza

se debe estremecer al beso puro

del sol, del misino sol que a mí me besa.


Mujer, nada me has dado y sin embargo

a través de tu ser siento las cosas:

estoy alegre de mirar la tierra

en que tu corazón tiembla y reposa.


Me limitan en vano mis sentidos

-dulces flores que se abren en el viento-

porque adivino el pájaro que pasa

y que mojó de azul tu sentimiento.


Y sin embargo no me has dado nada,

no se florecen para mí tus años,

la cascada de cobre de tu risa

no apagará la sed de mis rebaños.


Hostia que no probò tu boca fina,

amador del amado que te llame,

saldré al camino con mi amor al brazo

como un vaso de miel para el que ames.


Ya ves, noche estrellada, canto y copa

en que bebes el agua que yo bebo,

vivo en tu vida, vives en mi vida,

nada me has dado y todo te lo debo.

Pablo Neruda

jueves, 20 de agosto de 2009


"¿Has amado alguna vez a alguien hasta llegar a sentir que ya no existes? ¿Hasta el punto en el que ya no te importa lo que pase? ¿Hasta el punto en el que estar con el ya es suficiente, cuando te mira y tu corazón se detiene por un instante?.
Yo si..."

miércoles, 19 de agosto de 2009


CUERPO A LA VISTA



Y las sombras se abrieron otra vez y mostraron un cuerpo:

tu pelo, otoño espeso, caída de agua solar,

tu boca y la blanca disciplina de sus dientes caníbales, prisioneros en llamas,

tu piel de pan apenas dorado y tus ojos de azúcar quemada,

sitios en donde el tiempo no transcurre,

valles que sólo mis labios conocen,

desfiladero de la luna que asciende a tu garganta entre tus senos,

cascada petrificada de la nuca,

alta meseta de tu vientre,

plata sin fin de tu costado.

Tus ojos son los ojos fijos del tigre

y un minuto después son los ojos húmedos del perro.

Siempre hay abejas en tu pelo.

Tu espalda fluye tranquila bajo mis ojos

como la espalda del río a la luz del incendio.

Aguas dormidas golpean día y noche tu cintura de arcilla

y en tus costas, inmensas como los arenales de la luna,

el viento sopla por mi boca y su largo quejido cubre con sus dos alas grises

la noche de los cuerpos,

como la sombra del águila la soledad del páramo.

Las uñas de los dedos de tus pies están hechas del cristal del verano.

Entre tus piernas hay un pozo de agua dormida,

bahía donde el mar de noche se aquieta, negro caballo de espuma,

cueva al pie de la montaña que esconde un tesoro,

boca del horno donde se hacen las hostias,

sonrientes labios entreabiertos y atroces,

nupcias de la luz y la sombra, de lo visible y lo invisible

(allí espera la carne su resurrección y el día de la vida perdurable)

Patria de sangre,

única tierra que conozco y me conoce,

única patria en la que creo,

única puerta al infinito.



Octavio Paz


martes, 18 de agosto de 2009


"Yo sólo tomo lo que tu me das..."
.....

lunes, 17 de agosto de 2009

Nuestra entrañable cavabaja va a estar ausente unos días
de la mansión (hasta los genios necesitan unas merecidas vacaciones),
pero antes de irse nos deja un nuevo elemento: TIERRA
Con los pies en la ídem, y desde aquí, espero que tengas unas deliciosas
vacaciones y que las disfrutes a tope.
Ya se te echa de menos....





TIERRA

Tierra... en todo estás y eres todo.
Suelo firme donde todo se concentra en siglos de razón.
Madre en cuyo vientre primigenio, se incubó nuestra vida:
receptáculo, molde, cuenco, ánfora, continente universal.
Geología yacente, inerte y misteriosamente viva y a la vez.
Sólida, rotunda, material, tangible: el más humano Elemento
Sustento de todos los paisajes; bosques, selvas, bellos jardines
de vegetación intrincada o amable que hunde sus raíces en ella.
Amplios horizontes: llanuras fecundas, muchedumbres de trigo,
dadora generosa de alimentos, que nos entrega sus entrañas
de las que surge el sustento, regalándonos nuestro pan de cada día.
Hierba de los prados que sirve de lecho a apasionados romances
y bajo el cual descansamos al acogernos en nuestro último sueño.
Frescas orillas de ríos, playas de arenas cálidas y multicolores,
que sirven de perfil a bucólicos paisajes acuosos y bellas marinas.
Surcada de por mil cicatrices que el hombre en tu faz ha dibujado:
senderos, caminos anchos, atajos angostos, pasos altos y escarpados.
Majestuosas cordilleras que alzan sus brazos hacia el azul inmenso;
duras montañas, amables mesetas, suaves colinas, alcores, altozanos.
Y hacia su interior, abismos insondables donde los Genios de la tierra
custodian el enigma misterioso de la Vida, junto a su férreo corazón.
Minas más oscuras que la noche que almacenan minerales y tesoros.
Cavernas, asilo de ancestrales formas de vida, antros umbríos y fríos.
¡Tierra quiero ser una contigo! Sobre tu suelo firme cimentaré la casa
en la que mi adorado amor sepa que soñándole siempre le estaré esperando.


cavabaja

domingo, 16 de agosto de 2009


En este día especial,
Día de obligada mención,
La mansión voy a llenar,
De guirnaldas e ilusión.
...
Pues hoy toca celebrar,
Un evento sin parangón,
El cumpleaños de lady cava,
Que es hoy la reina del salón.
...
Mujer singular donde las haya,
Con inteligencia y corazón,
Amiga de sus amigos,
Mujer llena de pasión.
...
Amiga que como el buen vino,
Va mejorando con la edad,
Y a quien los sufrimientos de la vida,
Siempre la hicieron avanzar.
...
Siempre nos alegra la vida,
Con su música y sus letras,
Y consigue que a su alrededor,
Todos hagamos piruetas.
...
Mujer de intenso carisma,
Que reúne lo mejor,
Mujer que nada nos pide,
Y se entrega con valor.
...
Orgulloso este día me siento,
Lady cava, vive dios,
De poder decirme amigo
De una mujer como vos.
...
Que los vientos del destino
No me separen de ti,
Porque amigas como tu
No son fáciles de conseguir.
...
Y en este tu día perfecto
En que celebramos tu aparición,
Permíteme felicitarte
Y darte de besos un montón.
...
Y de regalo te dejo,
Este intento de poesía,
Sé que no es lo que tu te mereces,
Pero es lo único que me salía.
...
Y aunque poesía de lujo no sea,
Ni rime en alejandrinos,
Del corazón me ha salido,
Y eso compensa el desatino.
...
Muchas felicidades, ladycava,
El día de tu cumpleaños,
Aquí todos te queremos,
Y aquí siempre te esperamos…
...
(el satiricon)


viernes, 14 de agosto de 2009


"El mal está sólo en la mente y no en lo externo. La mente pura siempre ve solamente lo bueno en cada cosa, pero la mala se encarga de inventar el mal. "

jueves, 13 de agosto de 2009


"En el dolor hay tanta sabiduría como placer; ambas son las dos grandes fuerzas conservadoras de la especie."
Federico Nietzsche
Fuego, tierra, aire y agua...
Hoy nos trae cavabaja el fuego...
Elemento destructor y, al mismo tiempo, purificador y regenerador.
Fuego que todo lo conviertes en cenizas, de cuyas entrañas surge de nuevo la vida.
Ave Fénix que mueres y resucitas, que ardes y te consumes...
Si he de morir, que sea arrebolado en el dulce infierno de mis pasiones.

























EL FUEGO

Místico y dorado icono... del ardiente amor, tú, eres llama votiva.
Mágico Elemento, de dual significado, nos aterras y nos embrujas.
¡Oh tú, arrebatado amante encendido que nos flagela o nos acaricia!
Demonio sensual y tentador que nos recuerda profetizadas condenas.
Ángel de luz que nos das belleza y calor; musa de encendido verso.
Vivificador aliento inflamado, en un crepitar de millones de rubíes,
tus llamaradas, en efímero destino, al cielo como gritos, se levantan;
columna ardiente que va transformándose en leve vapor de cenizas.
Fulgurante rosa ardiente, mar dorado y rojo de leves olas trémulas;
latidos de luz, acalorado aliento que quema y dora los corazones.
En tu voz, chasquidos de besos de labios rojos y amorosos ardores.
Ríos chorreando incandescente lava, que deslizándose nos llega,
desde los arcanos reinos de Vulcano; cráter de recóndita música.
Iluminando la noche con tu irisada luz que deshace las sombras.
Misterioso embeleso de los amantes que yacen ante ti desnudos,
las miradas presas en la danza pagana de tus lujuriosos colores;
contemplándose con sus rostros enrojecidos por tu purpúrea vida.
Pasión en llamas, júbilo desatado; yo, como un carbón ardiendo:
muero porque quiero morir, porque quiero vivir en tu dulce fuego.

cavabaja

miércoles, 12 de agosto de 2009


"Si no puedes cumplir la condena, no cometas el delito"

Sean Connery en "Negocios de familia"
............

martes, 11 de agosto de 2009




Lo que más nos aproxima a una persona es esa despedida, cuando acabamos separandonos, porque el sentimiento y el juicio no quieren ya marchar juntos; y aporreamos con violencia el muro que la naturaleza ha alzado entre ella y nosotros.


-----------------


Agua, fuego, tierra y aire.
Energías arquetípicas que nos rodean, nos influyen y nos acompañan siempre.
Agua, fuego, tierra y aire...
Hoy cavabaja nos acerca el agua, elemento líquido, inestable, receptivo y disolvente
que aparece en circulación, empapa y fecunda.
Fuente de vida y de difusión de fuerzas vitales.
Agua que nos rodea ya antes de nacer y que va con nosotros durante toda la vida.
Agua que me quitas la sed... bienvenida seas.

























EL AGUA

Compañera inseparable de la vida, bendita agua que limpia y nunca hiere;
reina entre los cuatro elementos, primigenio embrión de todo gozo eres.
Fuente de aguas frescas y perennes, manantial vivo que refresca la espesura,
descendiendo rumorosa en un baile eterno vestida de los más bellos colores.
Manso río que con su caudal regala praderas y rumorea entre los tallos verdes;
conviertes sequedad en regadío y das vida a umbríos y fecundos vergeles.
Estanque de languidez infinita en cuyo lecho las hojas muertas viven su agonía;
agua llana ante mí, agua tierna, agua en calma, ánfora única repleta de vida.
Alimentas maternales y humanos pozos, donde podemos calmar nuestra sed.
Lágrimas de las nubes alimentadas por ti y que realimentan la tierra estéril.
Chispeante y luminoso rocío en la tersa y delicada superficie de las flores.
Con la luz del sol pintas eternamente arco iris en el lienzo del firmamento.
Murmullo coloquial del mar en solitaria playa y grito visceral mar adentro.
Eres la húmeda senda en la que los navegantes intrépidos buscan su destino.
Generosa hada madrina que nos regalas playas, bahías, marismas y esteros.
Eres el murmullo del río, llanto de los árboles tristes, alimento del verdor;
lecho de flores delicadas, espejo de la luz, espuma de la que surgió Venus;
el suspiro de las fontanas, el sollozo de éxtasis de los esbeltos surtidores,
blanca nieve en las cimas del mundo, duro y diáfano hielo en el océano.
Eres sudor en la piel cálida de los amantes cuando rinden tributo al amor.
…Tú fuente… yo con sed de ti; mi sed, del cristal de tus aguas bebe.

cavabaja

lunes, 10 de agosto de 2009

Y después de las estrellas, un relato corto que han dejado en el buzón de La Mansión, y que tiene para mi un significado muy especial.
Me lo manda alguien qué, hace apenas unos meses, me susurraba al oído que moriría por mi si fuera necesario, y que hoy, por lo visto, sólo disfruta intentando hacerme daño.
Podría no haberlo publicado, me diréis, pero el relato cumple todos los requisitos necesarios para ser publicado, así que el no hacerlo habría sido una cobardía por mi parte.
Ojalá algún día esa persona entienda que, cuanto más daño intenta hacerme a mi... más daño se hace a ella misma.






Aquella mujer pensó que lo mejor era irse para dejar atrás los recuerdos, el engaño y el dolor.
Se levantó temprano y se pasó por la peluquería a cambiarse el color del pelo.

Quería estar muy guapa cuando llegara a su destino.
Cogió el coche y emprendió el camino que tantas veces había hecho. Pronto estuvo en ese lugar donde había sido feliz, donde tuvo sus primeras ilusiones y donde habitaba su pasado.
Sabía que allí estaba el hombre que la deseaba hace mucho tiempo.

Nada más llegar lo encontró en el bar del hotel donde ella se alojaba.
Se acercó a saludarla con dos besos convencionales, pero su mirada emanaba
deseo y ella lo notó.
-Estaba deseando verte aparecer por esa puerta -dijo él al saludarla-.
Y con una sonrisa cómplice ya la estaba invitando a bailar en la verbena de la noche.
Subió después a su habitación y dedicó la tarde al arreglo personal. Quería estar más bella que nunca.
Al llegar la noche se puso un vestido negro, ajustado, sin mangas , corto, que dejaba ver sus piernas sin medias sobre unos zapatos de tacón.. El era alto y necesitaba quedar a su altura cuando bailaran, así podía hablarle al oído.
Llegó el momento y allí estaban los dos. Empezó a sonar un vals y se acercó.
-¿Bailamos?
-Claro, a eso hemos venido. -contestó ella-
Seguidamente la rodeó con sus brazos para bailar y se podía notar a distancia como la deseaba.
-Llevo mucho tiempo esperando que me vayas a ver al otro lugar (le susurró muy cerquita).
-Tal vez te de una sorpresa pronto y espero ir más provocadora que nunca, ya sabes lo que me gusta coquetear.
Ella notó la excitación de él, la hubiera poseído en ese momento.
-Estás preciosa en esta noche de luna llena!
-Lo sé (contestó ella)
-Quiero verte fuera de la mirada de todos los que nos conocen. ¿Cuándo será?
Ella pensó que había llegado el momento de la venganza moral, del ojo por ojo, pero a él sólo le contestó:
Quizás, quizás, quizás... dame unas semanas para pensarlo. Quiero elegir la fecha (la pensó),
-¿Te parece bien el cinco de septiembre?
-Perfecto.
-Ese día te doy la respuesta.
Y la noche siguió entre deseo por parte de él , la luna de testigo, las estrellas brillantes y ella pensando.... ¿Qué pensaba?
Que tal vez allí estaba cambiando su vida.
Cuando el encuentro se produzca también lo contará aquella mujer.


Fdo. laguna seca.
En esta mágica noche, las protagonistas no podían ser otras que las estrellas.
"Lagrimas de San Lorenzo" las llaman.
Estrellas fugaces que cumplen nuestros más intimos deseos.
Y nuestro deseo es que cavabaja este siempre con nosotros, regalándonos sus
palabras, sus sentimientos, su belleza...
Una vez más, cavabaja, es la estrella de la mansión.






ESTRELLAS

Misteriosa noche en la que la luna, esquiva, oculta su esplendor,
pero compensando su falta, nos regala el brillo de las estrellas;
deja confiada a su cuidado de ojos suaves, la vigilancia nocturna.
Hacen la negra noche bella cuando al unísono fulgurantes centellean.
Bosques de estrellas, bosques azules, mágicas praderas de luz.
Mensajeras de esos encantos que crecen en los ojos de los amantes.
Colgadas en la noche como las joyas que embellecen a las mujeres
nos saludan con sus cambiantes matices y suaves armonías de luz.
Arrojan sus lanzas azules y sus flechas doradas, en incruenta batalla;
a veces parece que gritan en el cielo y lo riegan con sus lágrimas,
otras más distantes nos envían su pálida luz que habla de inmensidad.
Deseamos estar bajo su protección y en ellas leemos nuestro destino.
Senderos luminosos que marcan el rumbo seguro a los navegantes.
En el cenit henchido de azules resplandores, emerge, blanca, Venus
Y su llegada nos halla hablando con ellas de nuestras dudas y pesares.
Bajo el cielo matizado de estrellas, tú eres para mí la que más brilla
Tú mi oráculo, mi protector, mi vigía, mis gritos y mis dulces lágrimas;
Tú mi guerrero, mi altar y mi temblor; hacia tú luz yo me hago a la vela.


cavabaja

domingo, 9 de agosto de 2009

Y... 10.000

Hoy La Mansión ha superado las 10.000 visitas.
Algo impensable cuando, hace unos pocos meses, nació con la idea de ser el cobijo de todo aquel o aquella que sintiera inquietudes similares a las del Dueño de La Mansión.
Muchas cosas han pasado desde aquel día.

Ha habido visitantes que han sido aves de paso, otros que se han quedado una temporada y que después, por circunstancias de la vida, se han alejado; los ha habido que se fueron y han vuelto, y luego están también los fieles, aquellos que nunca han abandonado, pasara lo que pasara.

A todos vosotr@s os agradezco vuestra presencia, y si acaso, os pediría, nada más, que, ya que estáis aquí, hagáis uso de esta mansión también vosotros.
La Mansión nació como punto de encuentro y en ella cabe de todo; no os cortéis y mandad vuestras ideas, vuestras fantasías, vuestras quejas y todo aquello que queráis.
Ya sabéis que, si las formas son las adecuadas, la mansión de Sayiid estará siempre abierta para todos y todas.
No me enrollo más.
Sólo agradeceros una vez más vuestra presencia ahí, al otro lado de la pantalla, y desear que este, nuestro blog, siga siendo del agrado de tod@s.

Y al que no le agrade... a seguir buscando.

Sayiid

sábado, 8 de agosto de 2009

Hoy ha llegado al "buzón" de la mansión, un relato anónimo.
A primera vista, parece ser el inicio de una excitante historia por entregas.
Y la verdad es que el inicio... promete.
Infidelidad, parejas, morbo y unas minivacaciones en un crucero, sin posibilidad
de huída hacia ninguna parte.
Dos cosas espero yo de este relato:
Que os guste a todos... y que nos llegue pronto la segunda parte.
Gracias "anonim@" visitante por regalarnos tu imaginación.
---------------------------------------------------------------------
--------------------------------------------------------------------
VACACIONES COMPARTIDAS

Estoy en una agencia de viajes, preparando mis vacaciones de este verano.
Un nerviosismo especial, excita todo mi ser porque este año no van a ser unas vacaciones tradicionales. Sabía que a esta misma hora ÉL estaba haciendo lo mismo.
- No te preocupes este año, preparo yo las vacaciones -mi marido se encogió de hombros, era el gesto que mejor le caracterizaba y que definía su carácter apático y conformista.
El motivo de querer elegir yo este año el sitio de las vacaciones, era que yo ya había preparada el viaje con él.
Un día en el que hablábamos del veraneo, comprobamos que habíamos escogido las mismas fechas para ir de vacaciones con nuestras respectivas parejas. Yo comenté:
- Sería gracioso que coincidiésemos.
Él dijo:
- Si lo dejamos en manos del azar, será muy poco probable que eso pase, pero si le echamos una mano al destino…
Nos miramos y empezamos a reírnos, la idea nos pareció graciosa y atrevida.
Este verano iríamos los dos… bueno, los cuatro… al mismo sitio de vacaciones.
Después de muchas conversaciones decidimos que el mejor escenario para nuestro propósito era un crucero… escogimos juntos el que nos parecía más adecuado y disfrutamos de cada segundo, cuando preparamos minuciosamente todos los detalles.
La idea era ir los dos, el mismo día y a la misma hora, a nuestras agencias de viajes y contratar el mismo crucero. Nosotros ya habíamos elegido el tipo de camarote que mejor se acoplaba a nuestros deseos, era de una clase que contaba con un número reducido y estaban situados todos en la misma zona del barco.

El día de la partida había llegado. Ya estábamos en el aeropuerto, en la sala desde donde íbamos a embarcar y yo miraba nerviosa, la aparición de mi amante. Mi marido leía con gran detenimiento el Marca y sólo contestaba con monosílabos o “gruñidos” a mis palabras.
De pronto le vi aparecer y comprendí que se dirigía directamente hacía donde estábamos, con una amplia sonrisa, dijo
- Buenos días, ¿está ocupado el asiento?
- No, no lo está –dije yo, recogiendo mi bolso.
- Gracias – contestó haciéndome un guiño- venga ya puedes sentarte –dijo dirigiéndose a ella- a ver si así dejas de protestar.
Cuando estuvo sentada, comenzamos una conversación intrascendente sobre el viaje, el tiempo y cosas igualmente convencionales. Mi marido de vez en cuando levantaba la cabeza de su periódico y contestaba con desgana a lo que se le preguntaba.
En un momento determinado Él, haciéndome una seña imperceptible para los demás, dijo:
- Voy a tomarme algo fresco, tengo muchísima sed.
Inmediatamente, yo dije:
- Si me permite, le acompaño quisiera tomarme una pastilla, me empieza a doler la cabeza.
En cuanto salimos del campo visual de los que se habían quedado sentados, me cogió por un brazo, me atrajo hacia él y nos besamos con una pasión inusual, imagino que debido al morbo especial que la situación brindaba al momento.
Llegamos a la cafetería pedimos las bebidas y con ellas en la mano nos dirigimos al lugar que nos pareció más discreto. Nada más sentarnos, su mano se introdujo entre mis piernas y no pude aguantar mi risa, cuando descubrió que no llevaba ropa interior y una agradable sonrisa iluminó su cara.
- No sabía si te ibas a atrever, a hacerlo –dijo, mientras sus dedos acariciaban mi sexo.
- Sabía que iba a verte y por supuesto no he dudado ni un segundo.
- Así me gusta, querida que sepas lo que me gusta y que lo hagas siempre.
Sus dedos seguían jugando en mi sexo y yo me sentía cada vez más excitada, en parte por sus expertas caricias y en parte por lo morboso de la situación, sabía que no debía dejar traslucir en ningún momento lo que me estaba pasando, pero pensaba que me iba a ser muy difícil disimular el gran placer que estaba sintiendo.
Porque además la excitación era cada vez mayor cuando pensaba lo que iba a ocurrir en los días siguientes…

viernes, 7 de agosto de 2009

Permitidme que esta noche os traiga aquí,
una deliciosa poesis de Antonio Gala,
que amablemente me ha remitido una buena amiga.
Gracias Palmira Gadea, una elección muy acertada.


A trabajos forzados me condena

mi corazon, del que te di la llave.

No quiero yo tormento que se acabe,

y de acero reclamo mi cadena.

Ni concibe mi mente mayor pena

que libertad sin peso que la trabe,

ni castigo concibe menos grave

que una celda de amor contigo llena.

No creo en mas infierno que tu ausencia.

Paraiso sin ti, yo lo rechazo.

Que ningun juez declare mi inocencia,

porque en este proceso a largo plazo,

buscare solamente la sentencia

a cadena perpetua de tu abrazo.

Antonio Gala. Sonetos de la Zubia.
--------

“A la tierra donde tu fueres yo iré,
tu Patria será mi Patria y tu Dios será mi Dios“


(Del Libro de Ruth)

jueves, 6 de agosto de 2009




"Hay momentos en los que un hombre tiene que luchar, y hay momentos en los que debe aceptar que ha perdido su destino, que el barco a zarpado, y que solo un iluso seguiría insistiendo.
Lo cierto es que yo siempre he sido un iluso".

Albert Finney (Big Fish)
Luna llena, luna mágica,
flor de la noche,
que me atrae y me fascina...
Lo reconozco... soy un pobre lunático... ¿y tú?






Noche de luna llena

Anoche la esplendorosa luz de la luna
que penetraba por la ventana abierta,
bañaba con su dulce penumbra mi cama.
Esa maravillosa luz que ilumina y no quema.
Esa mágica luz que hace los sueños atrevidos.
Ese piadoso reflejo que matiza los defectos
y presta a todo, toques ambiguos de belleza.
Suave claridad reflejada en mi cuerpo desnudo
que me hizo desear que pudieras contemplarme
así vestida, con su puro resplandor de plata.
Que acariciaba mi piel con la misma dulzura
que lo haría el más rendido de los amantes.
Que la hacía parecer el más bello mármol
de las estatuas de las diosas más hermosas
Momentos mágicos de voluptuosidad y lasitud
ensueños que acompañaron mi duermevela,
hasta que el dios de los sueños me hizo suya.

(Cavabaja)

miércoles, 5 de agosto de 2009

Y... 100
Hoy es un día muy especial para la mansión.
Hoy, lady cava nos entrega su colaboración número 100...
y encima me la dedica a mí.
Querida amiga, soy yo quien debería dedicarte a ti todos
los elogios posibles, puesto que es en gran medida gracias a ti y tus
deliciosas colaboraciones, que la mansión sigue en pie.
Desde aquí, públicamente quiero agradecerte que estés ahí,
día tras día, haga frío o calor, estés más o menos animada,
hayas tenido un buen o un mal día...
Me siento orgulloso de poder tenerte por amiga, y puedo decir
alto y claro, que eres una de esas personas que de verdad merecen
la pena en un mundo como este, tan falso y materialista.
Son muchas las cosas que tengo que agradecerte, y espero que
nuestra amistad sea tan larga en el tiempo, que la lista no pare de crecer jamás.
GRACIAS POR TODO.
Sayiid.






Para un Amigo


Señor de la Mansión, a cuya querida morada;

para dar fe de cariño, no por ingenio mostrar;

remito todos los días, mi escrita embajada;

fruto de la amistad y de mi gusto por rimar.


Mandarte mis poemas es tan dulce placer

que si en algún momento fallara mi ingenio

estoy segura que gracias a tu bienhacer,

tu alma generosa, los vestirá de criterio.


Hasta que cualquier dulce musa quiera guiarme,

cediéndome graciosamente su brillante calidad,

y dote mis pobres versos del suficiente valor,

para así digna de tu dulce respeto, mostrarme:

entonces me jactaré yo de nuestra amistad,

hasta entonces, solicito con dulzura, tu favor.
---
(cavabaja)

martes, 4 de agosto de 2009


"En medio de un enjambre de muchachas desnudas, Madame Edwarda sacaba la lengua.
Ella era, para mi gusto, encantadora.
La elegí: ella se sentó cerca de mí.
Apenas tuve tiempo de responder al mozo: tomé a Edwarda que se abandonó: nuestras bocas se juntaron en un beso enfermo. La sala estaba abarrotada de hombres y de mujeres y tal fue el desierto donde el juego se prolongó.
Un instante después su mano se deslizó, y yo me quebré de pronto como un vidrio, y temblé en mis pantalones; sentí a Madame Edwarda, de quien mis manos contenían las nalgas, ella misma al mismo tiempo desgarrada; y en sus ojos más grandes, dando vueltas, el terror, en su garganta un largo estrangulamiento.
Me acordé que había deseado ser infame o, más bien, que hubiera sido necesario serlo."

GEORGE BATAILLE
Tomado de "Madame Edwarda", publicada clandestinamente en 1941 bajo el seudónimo de Pierre Angélique.
Ayer cavabaja no pintaba un cuadro con sus bellas palabras.
Nos regalaba la vista y el oído.
Leyéndola podíamos ver el paisaje, escuchar los pájaros,
incluso ese arroyo que yo imaginaba fuera del cuadro...
Hoy cava nos estimula un nuevo sentido...
el sentido del recuerdo y de la pasión a través del aroma
del cuerpo deseado.
Olor a leña, a humo, a tierra mojada, a pan recién hecho...
aromas que despiertan recuerdos, sensaciones...
Usemos todos nuestros sentidos...
no despreciemos ninguno...
porque sólo así alcanzaremos la plenitud del placer total.


Cierro los ojos y en la oscuridad,

en el viento viajero, cabalgando;

mi lecho de tu olor se va llenando

y tu amado aroma llena mi soledad.


Hueles a heno, hueles a cuero,

hueles a pan recién hecho;

al aroma fresco del helecho,

hueles a leña, hueles a fuego.


A la madura sazón de los frutos,

hueles a nueces, hueles a musgo.

Hueles a retama, hueles a verdor.


A la vida que pasea en los prados;

hueles a tierra y al húmedo junco;

hueles a pasión... hueles a amor.


(cavabaja)
______________________________________________________________________________________________________________________________________________