Prologo de El Libertino

lunes, 31 de octubre de 2011





El cañamón
.
Cierta viuda, joven y devota,
cuyo nombre se sabe y no se anota,
padecía de escrúpulos, de suerte
que a veces la ponía a la muerte.
Un día que se hallaba acometida
de este mal que acababa con su vida,
confesarse dispuso,
y dijo al confesor: “Padre, me acuso
de que ayer, porque soy muy guluzmera,
sin acordarme de que viernes era,
quité del pico a un tordo que mantengo,
jugando, un cañamón que le había dado
y me lo comí yo. Por tal pecado
sobresaltada la conciencia tengo
y no hallo a mi dolor consuelo alguno,
al recordar que quebranté el ayuno”.
Díjola el padre: “Hija,
no con melindres venga,
ni por vanos escrúpulos se aflija,
cuando tal vez otros pecados tenga.”
Entonces, la devota de mi historia,
después de haber revuelto su memoria,
dijo: “Pues es verdad; la otra mañana
me gozó un fraile de tan buena gana
que, en un momento, con las bragas caídas,
once descargas me tiró seguidas
y, porque está algo gordo el pobrecito,
se fatigó un poquito
y se fue con la pena
de no haber completado la docena.”
Oyendo semejante desparpajo,
el cura un brinco dio, soltó dos coces,
y salió por la iglesia dando voces
y diciendo: “¡Carajo!
¡Echarla once y no seguir por gordo!
¡Eso sí es cañamón, y no el del tordo!”

(Félix María Samaniego)
 
=======================

viernes, 28 de octubre de 2011





"Con tantos tabúes sobre el sexo, no me extraña que tengamos los problemas que tenemos, no me extraña que seamos irascibles, violentos, genocidas... Pero ahora haceos esta pregunta: ¿Qué es más obsceno:¿el sexo, o la guerra?"

El escándalo de Larry Flynt

======================================================




jueves, 27 de octubre de 2011

Descripciones


Lesbiana:
Dícese de la mujer... que no sabe qué coño quiere

===========================================

miércoles, 26 de octubre de 2011



Tal día como hoy

nació, años ha, una mujer,

que se convirtió en el ser

más bello de la creación.



Mujer de armas tomar,

mujer con determinación,

mujer sensible y cabal

mujer llena de pasión.



Mujer que a todos encanta

por su manera de ser.

Mujer que es como debe de ser

una mujer de verdad.



Mujer que es singular,

con más cerebro que tetas.

Mujer que abre las puertas

de mi pasión animal.



Cuando yo la conocí,

de ella me enamoré,

y por eso la sometí,

para tenerla ante mí

y nunca poderla perder.



Por eso hoy desde aquí

la quiero felicitar:

Que cumplas muchos años más,

pero siempre cerca de mí,

para poder yo así sentir

mi alma revolotear,

mis sentidos inflamar,

y mi cuerpo de ti gozar.



Feliz cumpleaños, magdala,

Señora de la mansión,

sumisa de tu Señor,

y amada por tu lealtad,

que me mantuvo ante ti,

en todo momento y lugar,

pues es mi destino así,

el de a tu lado yo estar,

y disfrutar junto a ti,

de una vida sin igual.



(Feliz cumpleaños, mi sierva)

(Sayiid)

========================================

martes, 25 de octubre de 2011

CINE DE VERANO

Mi hermano Miguel Ángel siempre tuvo problemas con el dibujo. Tanto con el artístico como con el lineal. Respecto al primero, era incapaz de elaborar un mínimo esbozo; y en cuanto al segundo, el drama estaba asegurado cuando su lamentable profesor de dibujo, del que todos parece que se burlaban, encargaba pasar a tinta china algún croquis previamente trazado a lápiz mediante el expeditivo método del calco. No sólo terminaba emborronando el caro papel de Guarro, sino que él mismo, la mesa, el suelo y cualquier objeto situado a menos de dos metros del centro de operaciones terminaba pringado y mi madre, naturalmente, hecha una furia desarbolada y aulladora. Por eso, cuando me dijo cautamente que algunos compañeros suyos estaban dispuestos a ayudarle, a cambio de algún favor, y que yo era parte imprescindible del trato, me presté a colaborar generosamente. Yo quería mucho a mi hermano. Mucho. Y el pobre sufría con el dibujo hasta un punto que sólo yo conozco. Él quería ser abogado, como mi padre, y dirigir una empresa, también como él. Pero el jodido bachillerato no perdonaba.

El plan era que deberíamos ver juntos una película en cualquier cine de verano, preferiblemente en las sesiones que se daban en la Plaza de Toros. Allí, en los palcos, nos encontraríamos con sus dos compañeros dibujantes: uno especializado en el artístico, Paco, y otro en el lineal, Alfonso. Me prometió que llevarían cigarrillos Jirafa, esos más largos de lo normal, de tabaco rubio y oloroso, que a mí me gustaban tanto. Como a pesar de tener yo cumplidos los quince años –Miguel Ángel y sus amigos estaban entre los trece y los catorce-, la noche de la cita estaba algo nerviosa, llegué un poco tensa y, cuando les di la mano a Paco y a Alfonso, a los que conocía de ver por mi casa, y se las noté sudadas, me tranquilicé algo. Yo llevaba un vestido de falda ancha que me llegaba más abajo de las rodillas, azul de cuadritos y con un frunce en el pecho que no conseguía ocultar lo evidente. Mangas abombadas muy cortas, que dejaban salir parte del vello de mis axilas, y un chalequito de color crema que mi madre me había dado por si luego hacía frío.

Mi hermano pagó las entradas de general y Paco compró pipas y nos invitó a una limonada. Yo la elegí de fresa y ellos de menta. Alfonso presumía con un paquete entero de Jirafa que llevaba en el bolsillo de la camisa.

Inmediatamente nos subimos a los palcos. Estaban desiertos porque hacía calor y el público nos quedaba lejos. Así que, protegida por la impunidad, inmediatamente le pedí un cigarrillo a Alfonso que me lo dio sin rechistar. Miguel Ángel me dio fuego y se sentó en la grada inmediatamente debajo de la nuestra. La película, "Un gramo de locura", con Danny Kaye, un actor pelirrojo que tenía mucho éxito entonces. A mi lado izquierdo se puso Paco y al derecho, Alfonso.

A los pocos minutos –yo no los miraba, solo fumaba sin quitar ojo de la pantalla-, la mano de Paco realizaba su primera excursión bajo la falda, mientras la de Alfonso acariciaba los frunces del peto de mi vestido. Poco después, uno estaba ya asediando mis bragas y el otro me propinaba cautos besos por el cuello, mientras me tiraba de los pelos del sobaco. Y allí se estuvieron durante un tiempo que me pareció interminable: Paco, acariciando una y otra vez el interior de mis muslos y llegando al núcleo pero solo rozándolo, sin atreverse a más; y el otro, dale que dale a la bombacha de la manga y a los pocos pelos que me salían por ella. Como yo sentía ya un ardor terrible entre las piernas y los amigos de mi hermano no solo me parecían lentos sino torpes, les facilité algo el trabajo; así que me retrepé sobre la grada de atrás, abriéndome cuanto pude. Luego atraje hacia mí a Paco y apreté mi boca contra la suya, mientras le metía la lengua. Para mi sorpresa, no se quedó quieto, sino que me la succionó sorbiendo mi saliva y provocándome sensaciones imprevistas. Puse mi mano sobre su bragueta y encontré lo que yo esperaba: su polla se había levantado, durísima e indomable. Toqué también a Alfonso y comprobé el mismo efecto. Abajo, Miguel Ángel miraba muy interesado mis piernas, mientras se tocaba por encima del pantalón. Como me sentí un poco agobiada, le pedí otro Jirafa a Alfonso que, esta vez, me lo dio encendido.

Cuando estaba a punto de decirle a Paco que no fuera tímido y que se introdujera por la boca de mis bragas, noté que Miguel Ángel se había vuelto y, con la destreza que da la costumbre, me había despojado de ellas dejándomelo todo al aire. Paco y Alfonso se quedaron mirando entre sorprendidos y aterrorizados.

-¡Cuántos pelos!

-¡Joder!

Tomé la mano de Paco y la puse sobre mi denso matojo. Todo lo tenía chorreando. La mano de mi forzado invasor resbalaba sobre la grieta, mientras mi hermano, con la polla fuera y descapullada, se la meneaba aplicadamente, mirando fijo la mano de Paco enterrándose entre la selva negra que protegía mi hambrienta caverna.

Alfonso seguía indagando y, a veces, las manos de los tres –Miguel Ángel también me acariciaba esporádicamente, aunque para mí tenía menos interés pues ya estaba acostumbrada a ese tacto- tropezaban sobre mi barriga o entre las piernas o, directamente, se peleaban por controlar la palpitante raja que les ofrecía.

Diré que si para ellos era nuevo lo que tocaban –se notaba su sorpresa y la gran turbación que les hacía temblar-, para mí también era insólita la situación, pues yo sólo había jugado con Miguel Ángel, de vez en cuando, o con mi amiga Teresa, que era mi amor profundo de entonces. Así que, tan silenciosamente como pude, me vine cuatro o cinco veces, de tal manera que sólo mi hermano lo notó, si bien Paco comentó en un ronquido, en una de mis sigilosas corridas, que parecía que me estaba meando y que, si me había dado frío, me pusiera el chalequito. ¡Pobre! Cuando recuerdo aquella noche, todavía siento ternura. Nada que ver con las emociones que el muy cabrón de Paquito, como lo llamaba mi madre cuando iba a merendar a mi casa, supo despertarme no mucho después.

El caso es que mi hermanito se corrió en un pañuelo, mientras miraba como un obseso la mano de Paco masajearme el coño, y que Alfonso también llegó al clímax, pero sin leche, el pobre era muy chico por lo visto. En cuanto a Paco, he de decir que tenía una especial predisposición innata para todo lo que tuviera que ver con el sexo. Me juró otro día que nunca había tocado un coño de mujer hasta entonces, aunque se había estado follando a todas sus primas, las de su edad y las que tenían un par de años menos, y que hacía ya dos años que echaba leche cuando le daba placer; que le puso a su prima Magdalena una madrugada el coño como un bebedero de patos y que estuvo acojonado por si la había dejado embarazada. A pesar de que, según me contó, su prima tenía 11 años entonces, uno menos que él, y que su chocho solo estaba cubierto por un ligero vellito dorado, como de melocotón maduro.

El caso es que a Paco se la chupé un poco allí mismo, mientras mi hermano, ya desentendido, se descojonaba de la risa con las tonterías de la pantalla y Alfonso fumaba un tanto mosqueado mientras nos miraba. Pero se la chupé sólo un minuto, pues casi sin darme tiempo a retirarme estalló como una botella de champán, hasta con espuma. Y menos mal que estuvo listo y se dio la vuelta rápido, pues si no lo hace nos pone a todos pringando. El niño, que iba a cumplir en octubre catorce años y que me dejó patidifusa: su chorro llegó hasta la primera fila de los palcos, por lo menos cuatro metros desde donde estábamos sentados.

Al terminar la peli, nos habíamos fumado el paquete entero, Paco se había corrido dos veces más, ambas con precauciones a la vista de su poder, por el expeditivo sistema de la paja, una hecha por mí y la tercera por él mismo mientras miraba mi coño atentamente; mi chalequito estaba hecho un cristo y mi pie derecho resbalaba en la sandalia que, sin saber cómo, se había inundado de semen.

Naturalmente me cabreé muchísimo y no volví a hablarles durante el camino de regreso a casa, hasta donde tanto Alfonso como Paco nos acompañaron. Mi padre, que estaba en la terraza leyendo, me dijo algo sobre mis ojeras y que había que llevarme a Don Emilio, mi médico desde que era chica, a ver si es que tenía anemia. No dije nada, le di un beso de buenas noches y me acosté guarrísima, sin pasar por el baño. Dormí como un lirón.

© Tula Valdivieso, 2008.

=======================================

lunes, 24 de octubre de 2011

CUESTIÓN DE LÍMITES



“No importa quiénes seamos, no importa dónde vivamos, todos tenemos unos límites... a veces reales, a veces imaginados. Muchos de nosotros nos contentamos con vivir dentro de esos límites; otros están obligados a ello. Pero algunos necesitan romper esos límites, atravesarlos para salir fuera, aunque lo que les espere fuera sea algo desconocido o aterrador.”

(8 millas)

=========================================================




domingo, 23 de octubre de 2011

Os lo tengo dicho… ¡¡¡ CUIDAD LOS DETALLES!!!

Si es que os merecéis todo lo que os pasa, por pardillos…

Domingo noche…. ¿Qué tal un poquito de humor para acabar la semana?

Sayiid

===================================


video

========================================

jueves, 20 de octubre de 2011





Que el goce pide prevención y espacio



Primero es el besalla y abrazalla .

y con besos un poco entretenella;

primero es provocalla y encendella

para que entre con brío en la batalla;

primero es el por fuerza arrezagalla,

metiendo piernas entre piernas della;

primero es acabar esto con ella;

después viene el deleite de gozalla.

No hacer, como acostumbran los casados,

más que llegar y hallarla aparejada,

de puro dulce creo da dentera.

Han de ser los contentos deseados;

si no, no dan placer ni valen nada;

que no hay quien lo barato comprar quiera.


(Don Francisco de Quevedo y Villegas)
 
==========================================

miércoles, 19 de octubre de 2011


Preguntas irreverentes






Cuando un Dominante usa, se folla o utiliza a su “perra” sumisa…

¿Podríamos decir que se trata de una relación zoofílica?

Sayyid.

=================================

martes, 18 de octubre de 2011


FIESTA  OCHENTERA  EN  LA  MANSIÓN
(Porque aquí todo el mundo tiene cabida)


========================================================================

lunes, 17 de octubre de 2011



Poema del regreso



Vengo del fondo oscuro de una noche implacable

y contemplo los astros con un gesto de asombro.

Al llegar a tu puerta me confieso culpable

y una paloma blanca se me posa en el hombro.



Mi corazón humilde se detiene en tu puerta

con la mano extendida como un viejo mendigo;

y tu perro me ladra de alegría en la huerta,

porque, a pesar de todo, sigue siendo mi amigo.



Al fin creció el rosal aquel que no crecía

y ahora ofrece sus rosas tras la verja de hierro:

Yo también he cambiado mucho desde aquel día,

pues no tienen estrellas las noches del destierro.



Quizás tu alma está abierta tras la puerta cerrada;

pero al abrir tu puerta, como se abre a un mendigo,

mírame dulcemente, sin preguntarme nada,

y sabrás que no he vuelto... ¡porque estaba contigo!



(José Ángel Buesa)
 
(dedicada a mi sumisa magdala)

=====================================

domingo, 16 de octubre de 2011

¿Acaso no llevamos todos una máscara que nos permite ser
quién de verdad somos?


"-¿Quién eres tu?

-"Quién" es solamente la forma de la función "qué", ¿y que soy? un hombre con una máscara.

-Sí, eso ya lo veo.

-Naturalmente... no cuestiono tu capacidad de observación, simplemente señalo lo paradójico que es preguntarle a un hombre enmascarado quién es".

V de Vendeta
 
=======================================

sábado, 15 de octubre de 2011


¿Estamos nosotros debajo del puente?



====================================================

viernes, 14 de octubre de 2011



Cuando tengo que elegir entre dos vicios,
siempre prefiero elegir aquel que aun no he probado.

Mae West (1892-1981) Actriz estadounidense.
===========================================================================
Cuando tengo que elegir entre dos males,
 siempre prefiero elegir aquel que aun no he probado.
Mae West (1892-1981) Actriz estadounidense.
===========================================================================

jueves, 13 de octubre de 2011



“– ¡Oh, joder, sí bribonzuela! –exclamó el libertino–. ¡Oh, joder sí que lo harás delante de mí, y lo que es peor, sobre mí! Y sacándose la verga, añadió: –Mira, éste es el instrumento que inundarás, tienes que mear encima. Entonces, cogiéndome y colocándome entre dos sillas, con una pierna sobre una de ellas y lo más separadas que pudo, me dijo que me agachara. Cuando me tuvo en esta actitud, colocó un orinal debajo de mí, sentóse en un pequeño taburete a la altura del orinal, con su miembro en la mano y rozando mi coño. Una de sus manos sostenía mis caderas y con la otra se la meneaba, y como por esta postura mi boca se hallaba paralela a la suya, la besaba. – ¡Vamos, pequeña, mea! –me dijo–. Inunda ahora mi pito con ese bello licor cuya tibia salida tanto poder tiene sobre mis sentidos. ¡Mea corazón, mea y trata de inundar mi semen! Louis se animaba, se excitaba, era fácil ver que esta operación singular era la que mejor halagaba sus sentidos; el más dulce éxtasis vino a coronarlo en el momento en que las aguas con que había llenado mi estómago surgieron en abundancia, y llenamos, ambos a la vez, el mismo orinal, él de esperma y yo de orina”.
Las 120 jornadas de Sodoma (Marqués de Sade, 1785)
============================================================================

martes, 11 de octubre de 2011

Ay, ay, ay, ay, ayyyyyy….

Me temo que últimamente estamos siendo demasiado “buenos”, porque hoy nos vuelven a dejar un regalo en la mansión.

Y este es muy especial, por venir de una gran amiga que lleva ya mucho tiempo a nuestro lado, soportándonos cada noche en ese saloncito de la mansión que es nuestra sala del chat de Ozú.

De Alma de luna podría deciros muchísimas cosas, pero la única que de verdad importa es que es una AMIGA con mayúsculas, de esas que siempre están ahí, a tu lado, apoyándote pero sin inmiscuirse en tu vida, participando de tus alegrías y de tus penas con igual entusiasmo.

Y con ella todos los demás amig@s de la mansión, porque aunque no nos conozcamos físicamente, somos amigos, y nos apoyamos, nos ayudamos, nos divertimos y sufrimos juntos.

Magdala, Safira, Otto, Johanna, May, cavabaja, la sirenita splash y otros muchos amigos y amigas que van y vienen, pero que saben que siempre tienen un sitio reservado en nuestra sala y que siempre serán allí bien recibidos.

Muchas gracias por tan esplendido regalo, Alma de Luna; como ya te he dicho alguna vez, tienes el Don de convertir con tus palabras en hermoso lo cotidiano, en sublime lo normal.

Y si no me creéis, no dejéis de visitar su blog donde la poesía y la magia campan a sus anchas por todos y cada uno de sus rincones.

“Colgada del Cielo” se llama, y para todo el que quiera visitarlo la dirección es http://colgadadelcielo.blogspot.com/.

Yo os recomiendo que no os lo perdáis si queréis disfrutar de algo verdaderamente mágico y auténtico.

Muchas gracias de nuevo Alma, por tan precioso regalo. Gracias a ti la mansión hoy tiene un brillo muy especial. Un beso.

Sayiid

==================================================================





Al Suroeste del país de Ozú, en la ciudad de los secretos íntimos, se irguió hace unos años una majestuosa y entrañable Mansión de brillantes ladrillos.
Su fundador es Sayiid y te saluda en cuanto llegas, ofreciéndote alojo con una rosa sin espinas y un café o un té y hasta con pastas si es primeros de mes.
A mí me besa y me llama princesa y a veces me da un abrazo, si me ve tristona, con lo que eso le cuesta.
Mágdala la cuida como una gran anfitriona y si no está en sus aposentos o entre sartenes, enseguida se asoma.
Safira te obsequia con música desde su cueva, y cuando no anda perdida por sus laberintos, te inunda de risas, y te roba la mejor de tus sonrisas.
0tto nos trae flores de diferentes colores y le esperamos impacientes para que riegue con sus carantoñas todos los rincones.
Hay un Cóndor sigiloso. Llega sin hacer ruidos y a los sonidos del silencio... los guarda como ninguno.
Al calor de la chimenea nos calentamos en invierno.
En verano no tenemos aire acondicionado pero con el ventilador del techo... nos apañamos.
Hay un olor, siempre, a romero y a lavanda que desprenden su frescura y en los días de lluvia... nos impregnan de dulce añoranza.
En una de sus esquinas hay un velador con un marco, tiene la imagen de ocho cachorros de pastor alemán que si te fijas mucho, mucho, en ellos... encima de ti saltarán y hasta las orejas te lamerán.
Si subes por las escaleras, al fondo, a la derecha... hay un rincón donde se guardan los sueños y la ilusión, para volver a por ellos cuando sientes alguna decepción.
Las cortinas son de satén y están cosidas con hilos de plateada ternura, te protegen de las inclemencias sin que tú se lo pidas.
Te puedes acomodar en sus chiquitos sofás de cretona estampada; guardan grandes secretos de amores que, a escondidas, el corazón dejó presos entre sus almohadones.
El ambiente es noble y el que cae por allí, si tiene el gusto selecto, contanto los minutos está... para regresar cuanto antes y estar a nuestro lado.
Y... la luna no se esconde, cuando el sol llega, esperando que le regale un manojo de estrellas.
Tiene la Mansión un jardín con una fuente con piedras de río de donde el agua emana con colores marinos.
Han crecido amapolas y margaritas de colores que deshojamos para ver si nos quieren nuestros amores.
Aletean mariposas y alguna mariquita... que se escapó de su mundo para venir a hacernos una visita.
Hay un cucú, con un ciervo que da vueltas y las horas retarda para decirme por lo bajinis: "Quédate otro ratito, que detuve el tiempo un momento para que no te vayas. Que tu amiga Despertares vendrá con las sonrisas en danza, para iluminarte el camino con ellas desde su ventana.
Y puede que hasta Dream se acerque a recordarte... que eres princesa y que nada puede dañarte."
Y, además, si no me marcho antes de las doce... ni me quitan la corona, ni llego a casa en calabaza y si pierdo los zapatos de cristal son dos novios más que sumo al día siguiente cuando vuelvo a poner mis pies en aquella entrañable casa.
Allí me siento arropada, confiada y segura... porque hasta las brujas tienen alcurnia por ser de buena familia.
Johanna viene algunas veces a llamarme pocholona porque sabe que los mimos... los quiero a todas horas.
Si alguna vez no me encuentras, pregunta en La Mansión de Sayiid... que de mí siempre saben y te podrán decir...
Y si te notas solo y no sabes dónde acudir... acércate por allí, el afecto y el cariño asegurados los tendrás y acompañado por sus moradores te sentirás.
...................Chim- chim- púm!

Alma De Luna
 
====================================================================

lunes, 10 de octubre de 2011

Esta es noche de agradecimientos, noche de regalos y de presentes…
Y es por eso que quiero agradecer desde aquí a {IsisdoEgito}JZ el detalle de haber concedido a la mansión un nuevo premio/mención/regalo o presente que, como todos, es siempre bien recibido.
Muchas gracias {IsisdoEgito}JZ.
En realidad este premio lo mereces tú mucho más que la mansión por el sensual y delicioso blog con el que nos regalas la vista y los sentidos y al que todos deberían visitar si quieren disfrutar del placer de la verdadera vida.
Un beso desde la mansión y gracias de nuevo


Sayiid

========================================


======================================================================

domingo, 9 de octubre de 2011



El egoísmo no es vivir como uno desea vivir,
es pedir a los demás que vivan como uno quiere vivir.

Oscar Wilde (1854-1900) Dramaturgo y novelista irlandés.

==========================================================================

viernes, 7 de octubre de 2011

Buena música y hermosas mujeres.

¿Qué más se puede pedir para empezar un buen fin de semana?.

Russell Simins y su “Comfortable Place”.

No puedo asegurarlo, pero apostaría a que cuando compuso esta preciosa canción… estaba pensando en la mansión :-)

¿O es que acaso conocéis un lugar más confortable que este?

Dejadlo, dejadlo… no es necesario que contestéis. La respuesta es obvia :-)

Feliz viernes, mansioner@s.

Sayiid.

======================================





===========================================

jueves, 6 de octubre de 2011

Escena de La Pianiste o... Dios da pañuelo a quien no tiene mocos


========================================================================

miércoles, 5 de octubre de 2011


"El mayor placer de una persona
inteligente es aparentar ser idiota
delante de un idiota que aparenta
ser inteligente."
                                     (Socrates)
=================================================
______________________________________________________________________________________________________________________________________________