Prologo de El Libertino

sábado, 31 de diciembre de 2011



===========================================================================

viernes, 30 de diciembre de 2011




"Un egoísta es aquel que se empeña en hablarte de sí mismo, cuando tú te estás muriendo de ganas de hablarle de ti."

Jean Cocteau

==========================================





jueves, 29 de diciembre de 2011





CARTA DE ALFONSO CANALES A C. J. C. (3/2/1972)

Querido Camilo José:

Con mucho gusto te relataré el incidente a que te refieres en tu carta.

La cosa ha acaecido en Archidona, muy cerca de donde se halla la célebre Peña de los Enamorados. Una pareja -no consta que fueran novios formales- se encontraba en el cine, deleitándose con la contemplación de un filme musical. La música o las imágenes debían ser un tanto excitantes, porque a ella, según tiene declarado, le dio -no sabe cómo- el volunto de asirle a él la parte más sensible de su físico. El cateto debía ser consentidor, pues nada opuso a los vehementes deseos de su prójima. Dejóla hacer complacido, sin previsión de las consecuencias que habría de tener su regalada conducta.

Según parece, el manipulado, hombre robusto por demás, era tan virgen como López Rodó o, al menos, llevaba mucho tiempo domeñando sus instintos. El caso es que, en arribando al trance de la meneanza, vomitó por aquel caño tal cantidad de su hombría, y con tanta fuerza que más parecía botella de champán, si no geiser de Islandia.

Los espectadores de la fila trasera, y aun de la más posterior, viéronse sorprendidos con una lluvia jupiterina, no precisamente de oro. Aquel maná caía en pautados chaparrones, sin que pareciera que fuese a escampar nunca. Alguien llamó airadamente, identificando el producto e increpando con soeces epítetos al que lo producía en cantidades tan industriales.

Se hizo la luz. El cateto pensó que la tierra, en eso de tragarse a los humanos, obra con una censurable falta de oportunidad. Doblemente corrido, trataba en vano de retornar a su nido la implacable regadera. Su colaboradora ponía cara de santa Teresita de Lisieux, aunque con más arrebol en las mejillas. Ambos fueron detenidos y conducidos a la presencia judicial, lo que ocasionó que se incoara el oportuno sumario por escándalo público, a falta de otra tipificación más especificadora.

El juez hizo el ofrecimiento de acciones a los poluídos, quienes no sólo quedaron enterados, sino que presentaron justificantes de los daños y perjuicios. Un prestigioso industrial incorporó a los autos la factura del sastre que había confeccionado su terno, que devino inservible. Y una señora, de lo más granado de la sociedad archidonense, presentó la cuenta de la peluquería donde, al siguiente día, hubo de hacerse lavar el cabello (el Fiscal no acaba de explicarse cómo pudo pasar la noche sin un lavado casero de urgencia).

Como primera providencia, puesto que así lo imponen las reglas de la moral, los intérpretes del raro suceso han contraído honesto matrimonio. ¡Gran equivocación! Imagínate lo que hubieran podido prosperar, en cualquier parte del mundo, tanto el prepotente poseedor de la manguera como su eficaz partenaire.

La causa está ahora en trámite de calificación. Cuando se dicte la sentencia, te proporcionaré una copia. Será un documento acreditativo de las reservas, no meramente espirituales, de nuestra recia estirpe.

Un fuerte abrazo

__________________________________________________


CARTA DE C. J. C. A ALFONSO CANALES (7/2/1972)

Querido Alfonso:

¡Bendito sea Dios Todopoderoso, que nos permite la contemporaneidad con estos cipotes preconciliares y sus riadas y aun cataratas fluyentes! Amén. ¡Viva España! ¡Cuán grandes son los países en los que los carajos son procesados por causa de siniestro! El suceso muy bien podría originar la aparición de una frase adverbial aún no nacida -"como el cipote de Archidona"- señaladora de óptima calidad y desaforada cantidad. Te ruego que transmitas a la Excma. Diputación Provincial de Málaga mi propuesta de que le sea atribuído un homenaje de ámbito nacional al dueño de la herramienta, honra y prez de la patria y espejo de patriotas. Podría levantarse en su honor un monolito granítico con una farola en la punta del haba -el falofaro de Archidona- visible desde las costas de Africa; podrían editarse tarjetas postales y fabricarse cipotillos de solapa; podría incluirse la contemplación de tanta gloriosa prepotencia en el programa de los cursos de verano para extranjeros.

¿Os dais cuenta los malagueños, mi querido Alfonso, de lo didáctico que resultaría? ¡A qué lindes insospechadas de progreso nos ha llevado el III Plan de Desarrollo y la sabia política de nuestros beneméritos tecnócratas, a quienes Dios guarde para mejor lección de todos! Entre nuestro común amigo don Lupercio Leonardo de Argensola y yo hemos compuesto, en loor del pijo histórico, el poema que paso a copiarte:


SONETO

Claro cipote, cuya frente altiva

cubre de nubes tan tupido velo

que nos hace creer que en ella el cielo

y en sus cojones su razón estriba.

En ti mostró su boca vengativa

el gran león, forzado de su celo,

y en ti de voluntad empieza el vuelo

del goterón de leche en lavativa.



Hoy proclama la gloria de Archidona

que anegas con tus huevos a su gente

por tu fluidora pija perseguida.



Hoy el mundo en tu justo honor pregona

que salvo incordio, chancro o accidente,

no hay pija cual tu pija en esta vida.


Un abrazo de tu emocionado y viejo amigo


LA INSOLITA Y GLORIOSA HAZAÑA DEL CIPOTE DE ARCHIDONA (extracto)
(Correspondencia entre Camilo José Cela y Alfonso Canales a raíz del insólito suceso)

===================================================================================

miércoles, 28 de diciembre de 2011



Cuando, después de amarnos, te coges el cabello

desordenado, ¡cómo son de hermosos tus brazos!

Cual en un libro abierto, surge la letra negra

de tus axilas, fina, dulce sobre lo blanco.

Y en el gesto violento, se te abren los pechos,

y los pezones, tantas veces acariciados,

parecen, desde lejos, más oscuros, más grandes…

el sexo se te esconde, más pequeño y más blando…

¡Oh, qué desdoblamiento de cosas!

Luego, el traje

lo torna todo al paisaje cotidiano,

como una madriguera en donde se ocultaran,

lo mismo que culebras, pechos, muslos y brazos.
 
(Juan Ramón Jiménez)
 
=====================================================

martes, 27 de diciembre de 2011

Seguimos en Navidad.

¿Qué por qué lo se?. Pues porque pongas la cadena de televisión que pongas (incluyendo playboy TV), todo son películas de Walt Disney.

Hoy he visto Mulan, El Jorobado de Notredam, Pocahontas, Tarzán, Dumbo, Bambi…

Y como este es un blog “mediático” y yo no quiero ser menos que las grandes cadenas de televisión, para celebrar la navidad os traigo otro clásico Disney… “Blancanieves y los siete enanitos”.

Eso si, claro está, con un obsceno mal gusto típico de la mansión.

Que lo disfrutéis.

Sayiid.


PD: No está doblada al castellano, pero supongo que sabréis perdonármelo, no?

========================================================================



===================================================================

lunes, 26 de diciembre de 2011



Si usted quiere saber lo que una mujer dice realmente,
mírela, no la escuche.


Oscar Wilde (1854-1900) Dramaturgo y novelista irlandés.

=====================================================================================

domingo, 25 de diciembre de 2011




Como bien sabeis todos, no soy fan de Santa Claus ni mucho menos.

Es más… la noche de navidad dejo encendidas todas las chimeneas de la mansión para que el gordito colorado no pueda colarse en casa.

Él lo sabe, y año tras año intenta colarse en la mansión, bien por las ventanas, bien por la carbonera, bien por alguna ventana abierta…

Pero nunca lo ha conseguido….

Quizás por eso este año ha desistido de venir en persona y me ha mandado a un sustituto para ver si tenía más suerte…

Y a fe mía que después de verla allí sola, en la calle, con el frio que hacía… se me ha ablandado mi duro corazón y la he dejado pasar…

Si, si, ya lo se… he sucumbido a la trampa del gordo… pero creedme que no me importa lo más minimo. Se que lo comprendereis...

Y ahora os dejo, que tenemos que repasar la lista de mis regalos atrasados.

FELIZ DÍA DE NAVIDAD PARA TODOS, MANSIONER@S

Sayiid.

============================================
Como bien sabeis todos, no soy fan de Santa Claus ni mucho menos.


Es más… la noche de navidad dejo encendidas todas las chimeneas de la mansión para que el gordito colorado no pueda colarse en casa.

Él lo sabe, y año tras año intenta colarse en la mansión, bien por las ventanas, bien por la carbonera, bien por alguna ventana abierta…

Pero nunca lo ha conseguido….

Quizás por eso este año ha desistido de venir en persona y me ha mandado a un sustituto para ver si tenía más suerte…

Y a fe mía que después de verla allí sola, en la calle, con el frio que hacía… se me ha ablandado el corazón y la he dejado pasar…

Si, si, ya lo se… he sucumbido a la trampa del gordo… pero creedme que no me importa…

Y ahora os dejo, que tenemos que repasar la lista de mis regalos atrasados.

FELIZ DÍA DE NAVIDAD PARA TODOS, MANSIONER@S

Sayiid.



=============================================

sábado, 24 de diciembre de 2011




FELIZ NAVIDAD


Un año más,

la navidad nos ha alcanzado,

y con esto de la crisis,

el turrón yo aun no he catado.



Un año más, amigos,

llega una noche de ilusión,

donde el gordito del norte

nos traerá pan y jamón.


Pero este año amigos,

el jamón no será serrano,

pues será jamón de york

en taquitos recortados.


Es esta una navidad de crisis,

de ahorro y de desconsuelo,

pero aquí en la mansión

os trataré con el mayor esmero.



Y os pondré unos langostinos

que os van a parecer cigalas.

Y a falta de caviar del ruso,

tendremos rusas en bragas.



Y correrá la sidra con alegría,

y hasta algún que otro polvo…rón,

y a las damas de la sala,

las atenderá el mismísimo Satiricón.


Y le vestiremos de rojo,

con un gorrito de lana,

por si alguna fantasea,

con llevárselo a la cama.



Así que amigos y amigas,

para nada desesperéis,

que aunque estemos en plena crisis,

en la mansión tod@s alucinareis.


Y aprovecho la ocasión,

el momento y el espacio,

para felicitar la navidad

con retoques de “badajo”.


Que no hay nada más navideño,

más entrañable y festivo,

que el sonido de las “campanas”

cuando se las toca con buen tino.



Feliz navidad a tod@s,

amig@s de la mansión,

que tengáis una buena noche

y la acabéis con un revolcón.

(Satiricón)

======================================================================


Por increíble que parezca… un nuevo regalo ha llegado a la mansión.

Y no, esta vez no ha sido cosa del gordo de rojo (creo que no le caigo muy bien al gordito), sino de mi buen amigo Qarpatian que tuvo la ocurrente idea de organizar en su blog (http://laciudadtraselsol.blogspot.com/ ) una encuesta sobre cual era el mejor blog de BDSM del 2011 para sus visitantes, y mira por donde, han elegido a esta humilde mansión empatada a puntos con otro blog que, por supuesto, no os podéis perder, y que es el blog de Arte Bdsm (http://artebdsm.blogspot.com/).


Agradeceros desde aquí a tod@s los que habeis votado a este lugar de reunión de amig@s, y sobre todo a Qar y a su sumisa danaenqarpatia, y recomendaros a los que me habéis votado… que os lo hagáis mirar… porque seguro que algo raro os pasa, jejejeje.


Muchas gracias a tod@s y espero que durante el 2012 nos sigamos viendo por aquí y por alá…


Sayiid

========================================================================

jueves, 22 de diciembre de 2011


Se nublaron los cielos de tus ojos,
y como una paloma agonizante,
abatiste en mi pecho tu semblante
que tiñó el rosicler de los sonrojos.

Jardín de nardos y de mirtos rojos
era tu seno mórbido y fragante,
y al sucumbir, abriste palpitante
las puertas de marfil de tus hinojos.

Me diste generosa tus ardientes
labios, tu aguda lengua que cual fino
dardo vibraba en medio de tus dientes.
Y dócil, mustia, como débil hoja
que gime cuando pasa el torbellino,
gemiste de delicia y de congoja.

(Efrén Rebolledo)

==================================================

miércoles, 21 de diciembre de 2011




Cuando me da por pensar de noche en mis defectos...
 me quedo dormido inmediatamente.

Oscar Wilde

=============================================
Cuando me da por pensar en mis defectos por la noche… me quedo dormido inmediatamente


Oscar Wilde






==================================

martes, 20 de diciembre de 2011


Mi regalito de navidad

Los tiempos cambian y las ciencias avanzan que es una barbaridad.

Ordenadores, videoconsolas, robots que obedecen todas nuestras órdenes, lectores electrónicos de libros, televisores 3D, realidad virtual…

Ciertamente el mundo ha cambiado mucho y muy rápidamente, pero yo, que ya tengo una cierta edad y he visto de todo, para estas navidades le voy a pedir al gordo colorado, que me traiga un juguete de los de toda la vida, de aquellos a los que tan aficionado era en mi infancia, sin saber, entonces, que la vida me iba a devolver el gozo de poder disfrutar nuevamente de ese anticuado artilugio…

Lo dicho, que este año para navidad, me voy a pedir… UN MECANO

¿Alguien más se anima a contarnos que se va a pedir?

Un beso y calenturientos sueños para tod@s.

Sayiid.

================================================================



================================================================














lunes, 19 de diciembre de 2011



Tenía al hombre que amaba en mis pensamientos; lo tenía en mis brazos, en mi cuerpo. El hombre que busqué por todo el mundo, que marcó mi niñez y me perseguía. Había amado fragmentos de él en otros hombres: la brillantez de John, la compasión de Allendy, las abstracciones de Artaud, la fuerza creativa y el dinamismo de Herny. ¡Y el todo estaba allí, tan bello de cara y cuerpo, tan ardiente, con una mayor fuerza, todo unificado, sintetizado, más brillante, más abstracto, con mayor fuerza y sensualidad! Este amor de hombre, por las semejanzas entre nosotros, por la relación de sangre, atrofiaba mi alegría. Y de este modo, la vida hacía conmigo su viejo truco de disolución, de pérdida de lo palpable, de lo normal. Soplaba el viento mistral y se destruían las formas y los sabores. El esperma era un veneno, un amor que era veneno...


Anais Nin

=================================================================

domingo, 18 de diciembre de 2011




Caballero sólo


Los jóvenes homosexuales y las muchachas amorosas,

y las largas viudas que sufren el delirante insomnio,

y las jóvenes señoras preñadas hace treinta horas,

y los roncos gatos que cruzan mi jardín en tinieblas,

como un collar de palpitantes ostras sexuales

rodean mi residencia solitaria,

como enemigos establecidos contra mi alma,

como conspiradores en traje de dormitorio

que cambiaran largos besos espesos por consigna.



El radiante verano conduce a los enamorados

en uniformes regimientos melancólicos,

hechos de gordas y flacas y alegres y tristes parejas:

bajo los elegantes cocoteros, junto al océano y la luna

hay una continua vida de pantalones y polleras,

un rumor de medias de seda acariciadas,

y senos femeninos que brillan como ojos.



El pequeño empleado, después de mucho,

después del tedio semanal, y las novelas leídas de noche,

en cama,

ha definitivamente seducido a su vecina,

y la lleva a los miserables cinematógrafos

donde los héroes son potros o príncipes apasionados,

y acaricia sus piernas llenas de dulce vello

con sus ardientes y húmedas manos que huelen a cigarrillo.



Los atardeceres del seductor y las noches de los esposos

se unen como dos sábanas sepultándome,

y las horas después del almuerzo en que los jóvenes estudiantes,

y los jóvenes estudiantes, y los sacerdotes se masturban,

y los animales fornican directamente,

y las abejas huelen a sangre, y las moscas zumban coléricas,

y los primos juegan extrañamente con sus primas,

y los médicos miran con furia al marido de la joven paciente,

y las horas de la mañana en que el profesor, como por descuido,

cumple con su deber conyugal, y desayuna,

y, más aún, los adúlteros, que se aman con verdadero amor

sobre lechos altos y largos como embarcaciones:

seguramente, eternamente me rodea

este gran bosque respiratorio y enredado

con grandes flores como bocas y dentaduras

y negras raíces en forma de uñas y zapatos.
 
(Pablo Neruda)
 
======================================================

sábado, 17 de diciembre de 2011

Esta noche traemos a la mansión al maestro de los maestros con una de sus más maravillosas creaciones.
Porque él también sabe lo que es el amor, el deseo, la pasión y el dolor…
Con todos ustedes…. JOAQUÍN SABINA


Sayiid

===============================================================




==================================================================

viernes, 16 de diciembre de 2011

 
 
"No sé que es el corazón,.....yo solo llamo
así a las debilidades del espíritu."



Marques de Sade

==========================================================

jueves, 15 de diciembre de 2011




El beso de Safo


Más pulidos que el mármol transparente,
más blancos que los blancos vellocinos,
se anudan los dos cuerpos femeninos
en un grupo escultórico y ardiente.

 
Ancas de cebra, escorzos de serpiente,
combas rotundas, senos colombinos,
una lumbre de labios purpurinos,
y las dos cabelleras un torrente.

 
En el vivo combate, los pezones
que se embisten, parecen dos pitones
trabados en eróticas pendencias,
y en medio de los muslos enlazados,
dos rosas de capullos inviolados
destilan y confunden sus esencias.


(Efrén Rebolledo)
 
===================================

martes, 13 de diciembre de 2011

Escuela de sumisas
Lección para el día de hoy:

“Técnica y manejo de la colocación de un preservativo sin la utilización de las manos. Clase teórica y practica con video demostrativo de alumna aventajada”
A la hora del examen, se valorará la rapidez, la precisión y sobre todo el grado de satisfacción del Dominante. No obstante, la eyaculación del susodicho por un exceso de celo oral  por parte de la sumisa, supondrá el suspenso fulminante del  examen.
Las notas se pondrán el viernes en el tablón de anuncios de la mansión.
Felices sueños… y a practicar.
Sayiid.
==================================================================================



==================================================================================

lunes, 12 de diciembre de 2011

 
 
"Un gran sacrificio resulta fácil; los que resultan difíciles son los sacrificios pequeños y continuos"
Johann W. Goethe
============================================

domingo, 11 de diciembre de 2011


LA VERDADERA ENTREGA

Aterido, calado hasta los huesos, con un humor de mil demonios, y los primeros síntomas de una terrible jaqueca debida, sin duda, al abuso del alcohol, caminaba, maldiciendo entre dientes, por la oscura calle que me conducía a mi triste casa.



Una vez más no habían derrotado; una vez más nos había humillado, y en nuestro propio campo. Una vez más se habían roto todas las ilusiones de poder sacar pecho al día siguiente y gritar nuestra rabia a los cuatro vientos.


Una vez más había que esconder camisetas, banderines y bufandas porque el eterno rival nos había aplastado como un rodillo.


Y una vez más habíamos tratado de ahogar nuestras penas en alcohol… pero las muy hijas de puta flotaban mejor que cualquier barquito de jodido papel.


Y así, mareado y refunfuñando entre dientes, deseando llegar a casa y caer en mi cama para olvidar mi vida de mierda, avanzaba hasta darme casi de bruces con ella.


Al principio ni la vi, entre la espesura de la niebla y la pérdida de capacidad visual que arrastraba en aquel momento, pero al llegar a las escaleras que conducían a mi casa, allí estaba ella, sentada, acurrucada como un osito de peluche, empapada por la lluvia, aterida de frio y con cara de llevar allí un buen rato esperando.


- ¿Qué haces aquí?


- Hola mi Señor. Me enteré del resultado del partido y supuse que estaría usted mal.


- ¿Y eso a ti eso que cojones te importa?. Yo ya no soy tu Amo, ¿recuerdas?


- Perfectamente Señor, pero eso no es impedimento para que yo siga siendo su esclava.


- Yo no necesito ninguna esclava, lo que necesito es un baño caliente e irme a dormir.


- Le he traído algo de cenar. Un caldo y empanada, aunque se han quedado fríos. Tendré que calentárselos.


- ¿Cuánto tiempo llevas ahí, sentada?


- Más de dos horas, mi Señor.


- Estás horrible, ¿lo sabías?. Anda, pasa y sécate un poco, no quiero tener sobre mi conciencia el que te mueras de una pulmonía.


- Gracias mi Señor, detrás de usted.


La miré a los ojos para cerciorarme de que no trataba de jugarme una mala pasada. Uno nunca puede fiarse de una mujer dolida, y seguro que ella tenía motivos para estarlo. Pero en sus ojos sólo vi mansedumbre y entrega, y un brillo especial cuando le permití entrar de nuevo en mi casa.


Entramos en silencio y tuve que insistir en que se secara antes de calentarme la cena, pues ella consideraba que mi bienestar estaba por delante de su salud.


- He dicho que vayas al baño y te seques bien seca mientras yo enciendo la estufa, y no me discutas.


- Pero es que solo tengo esta ropa, Señor.


- Puedes coger mi albornoz. Quizás no esté demasiado limpio, pero te abrigará.


- Muchas gracias, mi Señor. Haré lo que usted me pida.


La vi avanzar por el pasillo, dejando huellas de agua en el suelo, y un antiguo sentimiento de protección se despertó de nuevo en mí, aunque traté de arrinconarlo de inmediato.


Encendí la estufa de leña y puse a calentar el caldo que, afortunadamente, daría para los dos, pues los dos necesitábamos calentar nuestros congelados cuerpos.


Apenas había colocado la mesa y sacado una botella de vino, cuando apareció en la puerta, envuelta en mi albornoz y secándose el pelo. Esa era una de las cosas que más me gustaban de las sumisas, que no pierden el tiempo en el baño cuando creen ser más necesarias en otro lugar.


- ¿Pero que hace, Señor?. Déjeme a mí eso, y usted vaya a secarse y a cambiarse de ropa, que esto es cosa mía.


- No soy ningún inútil, contesté


- Perdón Señor, no quería ofenderle… es sólo que yo estoy aquí para servirle, no para ser servida.


- Está bien, voy a darme un baño. Haz lo que quieras.


Despacio me encaminé al cuarto de baño, y una vez allí, decidí que una ducha no era suficiente, así que abrí el grifo de la bañera y dejé correr el agua mientras me desnudaba y veía, con cierto espanto, a ese desconocido que me miraba desde el espejo.


Ciertamente ya no era joven. La vida iba dejando sus marcas en mi rostro, y el cansancio y la negrura de mi alma se reflejaban en mi cara dándome el aspecto de un viejo prematuro.


Me metí en la bañera sintiendo la caricia del agua caliente sobre mi piel. Cerré los ojos y me dejé llevar por la memoria hacia tiempos pretéritos donde todo era más alegre, más cristalino, con colores y aromas más intensos.


Ni siquiera la oí entrar, pero si noté la delicadeza de sus manos al recorrer mi cuerpo con una esponja, masajeando mis doloridos músculos. Dejé que me frotara el cuerpo, que me lavara el cabello, incluso que afeitara mi cara…


Me puse en sus manos porque sabía que eran manos expertas capaces de hacer que me sintiera mejor.


Con el agua aún tibia, me acercó un tazón de caldo caliente que bebí con ansiedad, consiguiendo que el calor interno se fundiera con el calor que sentía en mi piel.


Dejé que peinara mis cabellos y que me sacara de la bañera para secarme despacio y concienzudamente cada recoveco de mi cuerpo, sin olvidar ninguno.


Acto seguido, se quitó el albornoz y me lo puso, quedándose completamente desnuda ante mí.


Pude observar que su cuerpo ya no era joven tampoco, y que su piel había perdido la tersura de antaño. Aún así, lo llevaba limpio y rasurado como a mí me gustaba, con su pelo largo y de un tostado azabache recogido en una coleta alta, semejante a las crines de una hermosa yegua negra.


- ¿Desea algo más, mi Señor?


- Si, acompáñame a la habitación.


Dócilmente siguió mis pasos hasta mi habitación, donde la cama estaba recién hecha y mi ropa ya estaba recogida y doblada sobre la cómoda.


Al entrar se adelantó y abrió el lecho por el lado izquierdo, que era el que yo siempre ocupaba.


Deje caer el albornoz, y desnudo me introduje en la cama. Ella, solícita, se tumbó en la alfombrilla que había en el suelo, a mi lado.


- Ven, métete en la cama conmigo.


Podría intentarlo, pero sería en vano, pues jamás conseguirá expresar el brillo de felicidad que, como un foco de alta potencia, iluminó sus ojos en aquel momento.


Se metió en la cama a mi lado, y bajando la vista, me preguntó:


- ¿Desea mi Señor que haga algo para que pueda dormir más tranquilo? ¿O desea usar a su esclava para relajarse?


- No… sólo, abrázame.


Y así, abrazados, con su cabeza sobre mi pecho y su cuerpo dándome calor, mientras escuchaba en la oscuridad su respiración feliz y acompasada, me di cuenta, una vez más, de que la entrega, la verdadera entrega, no tiene por que estar siempre relacionada con el sexo.


Porque allí, en aquella densa oscuridad, simplemente teniéndola acurrucada entre mis brazos, la sentí más mía que nunca.


Aquella noche dormí como el más feliz de los hombres…, y a la mañana siguiente, al despertarme, pude sentir el calor de su cuerpo…


Y decidí entonces que no era tan viejo como pensaba, y que la vida no era tan negra como yo creía, y que aún había una oportunidad de ser feliz, y que aún me quedaba mucho por vivir a su lado…, al lado de MI verdadera esclava.


Sayiid

=======================================================================




Mi enhorabuena al FC Barcelona y a tod@s sus simpatizantes, y proclamar desde aquí, que esta noche me siento más madridista que nunca y que estoy a muerte con mi equipo y su entrenador.

Esfuerzo, lucha, capacidad de sacrificio y ansias de superación, esos son nuestros valores.

Esta vez no pudo ser, pero seguiremos ahí, sin rendirnos, como manda nuestra tradición y nuestros ancestros.

HALA MADRID !!!!!

Sayiid

=====================================================================

viernes, 9 de diciembre de 2011




Con los ojos arrasados
en lagrimones, María
a su confesor decía
sus culpas y sus pecados.

Sin fatigas ni aspavientos
y llena de contrición,
empezó su confesión
por los santos mandamientos.

¡Qué dolor! ¡Qué laberinto!
Pasó el uno, el dos y el tres,
y el cuarto vino después,
después del cuarto, el quinto.
L1egó el sexto, ¡suerte impía!,
y allí pagó bien sus gustos.

¡Ay, qué penas y qué sustos
pasó la pobre María!
¡Cuitada! Fuera de sí,
mas descansando en la fe,
exclamó: ¡Señor, pequé!
¡Tened compasión de mí!

¡Quiera Diosy no el dios Baco,
perdonar mi desvarío ... !
¡Pero, Jesús, padre mío,
y cómo oléis a tabaco!

Él, pensando en el te absolvo,
contestó: Huelo, lo sé;
mi delicia es el rapé;
a todos nos gusta el "polvo".

Diga, hermana, lo que quiera,
que todo ello será nada.
Y la niña, sosegada,
se explicó de esta manera:

 Supuesto que sois clemente,
prosigo mi mandamiento:
sabed, para mi tormento,
que tengo un vecino enfrente.

Es joven, usa levita,
y es tan gallardo y buen mozo
que yo me muero de gozo
 cada vez que me visita.

De verle tan currutaco
me da cierto escalofrío ..
¡Pero, Jesús, padre mío,
y cómo oleis a tabaco!

¡Bien, mujer, ya te lo he dicho!
replicó él, amostazado,
y ella prosiguió el pecado,
confesando su capricho:

¡Ay, señor! Pues no es escasa
vuestra santa compasión,
sabed que el mozo en cuestión
estuvo el domingo en casa.

Nosotras somos sencillas,
y él, que es el mismo Caifás,
en chanza, sin más ni más,
empezó a hacerme cosquillas.

En balde mis fuerzas saco,
 procurando su desvío ...
¡Pero,Jesús, padre mío,
y cómo oleis a tabaco!

El padre, lleno de enojos,
de nuevo la reprendió,
y la niña prosiguió,
con lágrimas en los ojos:

En vano busqué maneras
de librarme de sus danzas;
el trato admitió las chanzas,
y las chanzas fueron veras.

Quise, hasta en puntos y comas,
corregir al pecador,
pero no pude, señor;
que también gusto de bromas.

Me cogió bajo el sobaco
y con arrojo y con brío ...
¡Pero, Jesús, padre mío,
y cómo oleis a tabaco!

El fraile, llegando aquí,
dijo: ¡Acabó la disputa;
tú me estás oliendo a puta
desde que empezaste así,
y sin que por tal pensara
darte imprudentes chacotas,
una falta que me notas
me la estás echando en cara!

Dicho esto, tomó otro polvo
 y gruñó: Basta de historia:
aquí paz y después gloria;
levanta, que ego te absolvo.

(Juan Martínez Villergas)

______________________________________________________________________________________________________________________________________________