Prologo de El Libertino

viernes, 28 de junio de 2013




Oh tú mi amor, la de subidos senos
en punta de rubíes levantados
los más firmes, pulidos, deseados,
llenos de luz y de penumbra llenos.
Hermosos, dulces, mágicos, serenos
o en la batalla erguidos, agitados,
o ya en juegos de puro amor besados,
gráciles corzas de dormir morenos.
Oh tú mi amor, el esmerado estilo
de tu gran hermosura que en sigilo
casi muriendo alabo a toda hora.
Oh tú mi amor, yo canto la armonía
de tus perfectos senos la alegría
al ver que se me abren cada aurora.


(Rafael Alberti)


=============================================================================================================================

miércoles, 26 de junio de 2013




Trajeron a rastras a la lesbiana, ahora desnuda, la metieron en la jaula y la arrojaron al fondo de ella, después de lo cual cerraron la puerta y la aseguraron con una cadena. Al oír el ruido, el gorila se volvió y vio a la mujer desnuda que se encogía en el extremo distante de su prisión. Con una serie entrecortada de gruñidos animales, y casi a cuatro patas, se fue directamente hacia la inerme lesbiana.
Ésta no tuvo tiempo mas que para lanzar un solo grito antes de que la bestia de poderosos músculos llegara hasta ella, la arrojara al suelo de hormigón y le metiera ansiosamente el rígido pene en la entrepierna, introduciendo su velloso cuerpo entre las piernas y logrando por fin encontrar el orificio, en el que introdujo el órgano con una salvaje arremetida que arrancó un largo y penetrante grito de dolor y miedo de la garganta de la desventurada lesbiana.
Furiosamente, el gorila la violó con incesantes embestidas que le desgarraron el coño hasta dejarlo en carne viva mientras el enorme animal desahogaba su deseo en su cuerpo relativamente frágil, gruñendo con cada oscilante espasmo.
-Por favor...- murmuró Bullpole señalando a la rolliza rubia que se encontraba al otro lado - Ahora, por favor.
Inclinándose, la rubia le sacó el pene de la túnica que llevaba puesta Bullpole, y vi que su miembro era en verdad digno de un toro. Era como una cachiporra gruesa y de monstruosa cabeza en forma de ciruela. Era un pene tan grande y tan largo que casi parecía demasiado grande para Bullpole, aunque fuera éste un hombre tan grande.
Entonces advertí la boca extraordinariamente ancha de la rubia. Una boca de labios particularmente anchos que ahora se acercaron, se abrieron y se tragaron la punta del gigantesco órgano de Bullpole, y la muchacha se inclinó y lo chupó ruidosamente.
Las mandíbulas se le movían laboriosamente cuando rodearon la gruesa columna de músculo rígido, sobre la cual subió y bajó la boca en breves movimientos que daban placer a Bullpole, a juzgar por la expresión de suprema felicidad que transformó sus facciones severas. Se le entrecerraron los ojos al mirar a la lesbiana que estaba siendo cruelmente atacada por la insaciable bestia en la jaula. Y al mismo tiempo que observaba la violación, la rubia trabajaba con la boca sobre el distendido órgano hasta que, con una serie de gemidos apenas audibles, su jugo inundó la garganta de la muchacha, y visiblemente se le aflojaron los músculos, después de lo cual acarició la cabeza de la chica mientras ésta apartaba los labios del hinchado miembro, tragándose aún los últimos vestigios de la abundante descarga.
-Fue muy bonito, querida- murmuró él - muy agradable.
Ahora, el gorila estaba golpeando a la lesbiana, cuya cabeza colgaba flojamente, pues se le había roto el cuello durante la violencia del ataque.

Memorias de una pulga


========================================================================================================

martes, 25 de junio de 2013




"La libertad supone responsabilidad. 
Por eso la mayor parte de los hombres 
la temen tanto."

George Bernard Shaw (1856-1950)


===============================================================================================================================

lunes, 24 de junio de 2013




Una cortesana ilustre se ofreció a hacerme ganar mil escudos si aceptaba pasar la noche con ella en un viñedo. Acepté la invitación. Subimos en un carruaje y llegamos a un lugar que ella conocía bien, donde dos caballeros con las calzas rojas nos salieron al encuentro y nos condujeron a un bosquecillo espeso y denso, donde se quitaron enseguida la ropa y vimos las pollas más furiosas que jamás se vieron empinadas. Cada uno clavó la suya, luego el juego se hizo en cuarteto, para alojarse después en la boca, luego en las tetas; y finalmente, uno de los clavarios se adueñó de mi rival mientras el otro me trajinaba. Lo mismo hicieron con la que me había llevado. Y todo ello, debidamente condimentado con besos a la florentina. Cuando nuestros campeones pusieron fin a la batalla, nos masturbamos para despertar el apetito de aquellos benditos señores, que nos pagaron con generosidad. En muchas otras ocasiones similares, gané con ellos sesenta mil escudos; y dos veces otro tanto con los que me procuró la cortesana. Me acuerdo de uno que me visitaba a menudo y que se corría siempre dos veces antes de salirse; y otro que salía de mí despacio, para entrar sutilmente en mi vecino, para lo que bastaba llevar arriba y abajo las nalgas.


Los dijes indiscretos (Denis Diderot)


===================================================================================================================================

domingo, 23 de junio de 2013




Al entrar en la mansión,
que sorpresa me llevé,
pues colgadita del techo,
a una hembra me encontré.

“¿Qué haces colgada ahí,
cual prosaica longaniza?”
“¿No crees que adornarías más
sentadita en la repisa?”

“¿Quién te ha colgado del techo,
muñequita de alhelí?”
“¿Acaso ha sido tu Amo,
cansadito ya de ti?”

“¿Cuál ha sido tu pecado
para  que tu Dueño cabrón,
a ti te deje ahí colgada
cual curado salchichón?”

Y tu nada decías,
y tu nada contestabas…
¿No será, paloma mía,
que estabas amordazada?

Del techo te descolgué,
al suelo yo te bajé,
la mordaza te quite y…
al momento me arrepentí…

Pues tú, presa de la furia,
del dolor y del desdén,
me gritabas e insultabas,
y yo, sin saber por qué.

Aunque luego lo entendí.
Equivoqué la ocasión,
pues colgada tu de allí,
feliz eras en La Mansión.

“Quién te entienda
Que te compre”,
airado yo te grité.
Y de allí, sacando pecho,
muy estirado me marché.

Pues no soy yo hombre dado
a dejar del techo colgado,
cual trofeo triunfador,
el cuerpo de una sumisa,
cual morcilla de Almanzor.

Y a quien colgada disfrute,
de la suspensión el placer,
por favor…
que a mí allí no me busque,
pues aunque sádico y cabrón,
y un poquito  porculero,
este humilde Satiricón,
rehuirá siempre la ocasión
de dejar colgada, cual jamón,
a una hembra en La Mansión,
cual si fuera un vulgar cazuelo.

(El Satiricón)


=================================================================================================================

jueves, 20 de junio de 2013




¡¡¡ ENHORABUENA, CAMPEONES !!!

Y gracias por este final tras un año de emociones, sudores, taquicardias, disgustos, alegrías, y el premio de veros luchar siempre hasta el final, ganarais o perdierais.
Y gracias por este título de liga que sabe tan bien al ganárselo a nuestro eterno rival.
A disfrutarlo J

Sayiid


=============================================================================================

lunes, 17 de junio de 2013





Por allí, hondo, una humedad ardiente;
blando, un calor oscuro el que allí hervía;
sofocado anhelar el que se hundía,
doblándose y muriendo largamente.

Labios en labios que no ataca diente;
lengua en garganta que se corta, umbría;
áspero alrededor, fiera porfía
por morder lo imposible de la fuente.

Fiera porfía, ya que ni a la hembra
más hembra ni al varón más varón dieron
otra cumbre que ser sembrado y siembra.

Pues lo demás, ¡oh cuerpos desvelados!,
son fulgores que al alba se perdieron
en un súbito arder, desesperados.

(Rafael Alberti)


======================================================================================

sábado, 15 de junio de 2013




El señor Robertson sufría enormemente porque su esposa era lesbiana y amaba a la señora Smith. La señora Smith también sufría porque se sentía culpable.
Al señor Robertson lo único que le gustaba realmente era exhibir su miembro y jugar con él al billar.
Nadie se asombraba al contemplar el desmesurado miembro del señor Robertson. La única persona que parecía preocupada al ver la polla desnuda del señor Robertson era el señor Adams. El señor Adams se acercaba al señor Robertson, se sacaba su propio miembro de los pantalones, lo comparaba con el del señor Robertson y se echaba a llorar desconsoladamente.
La señora Adams nunca estaba allí para calmarlo. Todo el mundo sabía donde estaba la señora Adams.
Cuando decidían ir en su busca, daban unas cuantas vueltas infructuosas por la casa. El señor Adams lloraba cada vez más fuerte.
Todos sabían que sólo la señora Adams podía consolarlo.
Cuando hallaban a la señora Adams en el jardín, la viuda Peterson descubría que había perdido a su canario.
Todos miraban hacia el escote de la viuda Peterson. El espacio que separaba los dos senos prominentes de la viuda Peterson ostentaba un doloroso vacío.
Entonces todos los invitados oían un trino procedente del interior de la señora Adams y diez pares de ojos clavaban sus miradas en la señora Adams.
La señora Adams se sacaba un canario del interior de su vulva, lo entregaba a su propietaria y corría arrepentida a consolar al señor Adams. El señor Adams aceptaba sus mimos. El señor Adams olvidaba la polla del señor Robertson.
El señor Robertson olvidaba el tamaño de la suya, corría un tupido velo sobre la homosexualidad de su esposa, la abrazaba ardientemente y se despedía del resto de los invitados y del señor y la señora Johnson.
Todos empezaban a olvidarlo absolutamente todo, y el señor y la señora Johnson recibían orgullosos los agradecidos comentarios de sus invitados acerca de lo deliciosa que había sido la fiesta.

Ligeros libertinajes sabáticos (Mercedes Abad)


============================================================================================================================================

jueves, 13 de junio de 2013




Yo, como don Quijote, me invento pasiones para ejercitarme.


Voltaire (1694-1778) Filósofo y escritor francés.


======================================================================================================================================================

miércoles, 12 de junio de 2013




¿PERO EL TAMAÑO IMPORTA O NO IMPORTA?

No sé tus escalas por lo tanto eres muy dueña
de ir por ahí diciendo que la tengo muy pequeña
no está su tamaño en honor a la verdad
fuera de la ley de la relatividad

Y aunque en rigor no es mejor
por ser mayor o menor
ciertamente es un burdo rumor

Pero como he visto que por ser tu tan cotilla
va de boca en boca y es la comidilla
en vez de esconderla como haría el avestruz
tomo mis medidas, hágase la luz

Y aunque en rigor no es mejor
por ser mayor o menor
una encuesta he hecho a mi alrededor

Trece interesadas respondieron a la encuesta
de las cuales una no sabe, no contesta
y en las otras doce, división como veréis
se me puso en contra la mitad, es decir, seis

Y aunque en rigor no es mejor
por ser mayor o menor
otras seis francamente a favor

Y si hubo reproches fueron, en resumen,
por su rendimiento, no por su volumen
y las alabanzas que también hubo un montón
hay que atribuirlas a una cuarta dimensión

Y aunque en rigor no es mejor
por ser mayor o menor
aunque a veces soy muy cumplidor

Mi mujer incluso dijo aunque prefiera
como tu ya sabes la del jardinero
por si te interesa porque estáis a la par
sólo que la suya es mucho menos familiar

Y aunque en rigor no es mejor
por ser mayor o menor
nunca olvida traerme una flor

Es mísero, sórdido, y aún diría tétrico
someterlo todo al sistema métrico
no estés con la regla más de lo habitual
te aseguro chica que podría ser fatal

Y aunque en rigor no es peor
por ser mayor o menor
yo que tú consultaba al doctor López Ibor


(Javier Krahe )


===============================================================================================================

martes, 11 de junio de 2013




... Dan sintió cómo los dedos afilados le metían por el ojete una gota de materia fría y viscosamente pegajosa. Carol lo cubrió, apoyando por un instante el pecho en su espalda, y luego se enderezó, miró la espina dorsal encorvada de Dan y, muy tiernamente, guio su pene al blanco.
Carol sintió toda la potencia de su pene, su construcción columnar, su rigidez vascular. Percibió el rechazo contraído del esfínter de Dan, pero embistió pese a eso y debido a eso. Supo que éste era su momento, su confirmación de lo que realmente era... Burdo, ¿verdad? La noción de ser capaz de follarse a Dan, de penetrarlo realmente, de alguna manera volvió agresiva a Carol, la convirtió en una violadora... Burdo, pero cierto.

Patrañas (Self Will)

==========================================================================================================================================

lunes, 10 de junio de 2013




¿Cuál es el primer deber del hombre? La respuesta es muy breve: 
ser uno mismo. 

Henrik Johan Ibsen (1828-1906) 


========================================================================================================

sábado, 8 de junio de 2013




Nada más sencillo: el objetivo principal, en mi opinión, es que yo me corra dando a esta encantadora muchachita el mayor placer que pueda. Voy a meterle mi polla en el culo mientras, doblada en vuestros brazos, la magreáis como mejor sepáis; en la postura en que os coloco, ella podrá devolvéroslo: os besaréis la una a la otra. Y tras algunas correrías en el culo de esta criatura, variaremos el cuadro. Yo os encularé, señora; Eugenia, encima de vos, con vuestra cabeza entre sus piernas, me dará a chupar su clítoris: de este modo le haré perder leche por segunda vez. Luego, yo me volveré a colocar en su ano; vos me ofreceréis vuestro culo en lugar del coño que ella me ofrecía, es decir, que pondréis, como ella acabará de hacerlo, su cabeza entre vuestras piernas; yo chuparé el ojete de vuestro culo de la misma forma que habré chupado el coño; vos descargaréis, yo haré otro tanto mientras mi mano, abrazando el lindo cuerpecito de esta encantadora novicia, irá a cosquillearle el clítoris para hacerla correrse también.

La filosofía en el tocador (Marqués de Sade)


=================================================================================================================================

viernes, 7 de junio de 2013




Mujeres

Mujeres que piensan que el amor sólo a ellas les pertenece,
mujeres que creen  que sólo es suyo el sufrimiento y el dolor,
mujeres que claman contra la tiranía, la traición y la injusticia,
mujeres que se sienten usadas y maltratadas en su condición.

Mujeres…

Mujeres que decían darlo todo a cambio de nada,
mujeres que proclamaban su entrega sin condición,
mujeres que presumían de ser las más entregadas sumisas,
mujeres que resultaron ser sólo meras esclavas de su pasión.

Mujeres…

Permitidme deciros mujeres,
que no desaparece  sin más el amor,
que nadie es poseedor único del sufrimiento,
y que todos convivimos con la traición.

Que unos y otros nos sentimos abandonados,
que el artificio en pareja, siempre es cosa de dos.
Y que cuando se promete aquello que no se entrega,
es el cruel y fútil desengaño el que mata la relación.

Mujeres…

Permitidme pediros, desde este humilde rincón,
que antes de lanzar acusaciones en vano
reviséis con cuidado la novela de vuestra ficción,
y quizás, quien sabe, se os ilumine,
la luz de la auténtica situación,
y descubráis, no sin asombraros,
que cuando algo ya no funciona…
La culpa siempre es cosa de dos.


(Sayiid)


===============================================================================================================================

jueves, 6 de junio de 2013




No se puede querer aprender a nadar y al mismo tiempo querer mantener 
un pie en tierra.

Marcel Proust


===========================================================================================================

miércoles, 5 de junio de 2013




La joven, después de varios movimientos, se sentó sobre mi vientre, y empezó a frotarme furiosamente con la mano. Y tanto friccionó, y tanto tiempo, y de manera tan extraordinaria, que perdí el sentido y cerré los ojos como un idiota. Entonces la joven se puso de pie, me ayudó a levantarme, me cogió de la mano, y seguida de su madre me hizo atravesar siete corredores y siete galerías, llevándome a su aposento. Y yo la seguía como un hombre borracho, a consecuencia del efecto que me habían producido sus dedos terriblemente expertos

Las mil noches y una noche


===============================================================================================================================

martes, 4 de junio de 2013




TUS OJOS

Tus ojos…

Tus ojos son oscuros,
profundos,
inmensos,
lóbregos,
insondables,
herméticos…

Tus ojos…

Tus ojos son lascivos,
provocadores,
sumisos,
lujuriosos,
díscolos,
mansos…

Tus ojos…

Tus ojos son
la laguna negra donde me veo reflejado cuando muero  de placer dentro de ti.

Tus ojos…

Tus ojos son
la inmensidad donde me pierdo cuando el mundo desaparece a mí alrededor.

Tus ojos…

Tus ojos son
la vida y la muerte,
el todo y la nada,
el infinito y la expiación,
el principio y el final,
el alfa y el omega..

Tus ojos…

Tus ojos, dócil sierva…
Tus ojos son todo eso y mucho más, porque tus ojos…
tus ojos, mansa esclava, son, sencillamente…
el espejo de mis ojos…
lo que quiero ver en ti...


(Sayiid)
 ==============================================================================================================

lunes, 3 de junio de 2013




Si colocamos dos mujeres, una guapa y otra fea, y cubriéramos sus rostros con un velo espeso, entonces al hacer el amor con la fea puedes sentir un gozo no menos esperado que al hacer el amor con la bonita. Es más, si no sabes quién es quién, podrías preferir a la fea. Entonces, el alma de una mujer se oculta en su vagina y no en su corazón.

Diario secreto (Alexander Pushkin)


===================================================================================================================================

domingo, 2 de junio de 2013




"La verdadera libertad consiste en el dominio absoluto de uno mismo."

Michel Eyquem de Montaigne


==============================================================================================================

sábado, 1 de junio de 2013




El ejercicio de la dominación material apareja inevitablemente, para el mismo que la práctica, una esclavitud más o menos acentuada.

Herbert Spencer


==============================================================================================================
______________________________________________________________________________________________________________________________________________