Prologo de El Libertino

viernes, 30 de agosto de 2013




Por fin lo he conseguido,
al fin lo he logrado,
mis merecidas vacaciones
al final ya han llegado.

No serán demasiados días,
eso lo tengo aceptado,
pero sean los que sean,
serán muy bien aprovechados.

Y aunque falte unos días,
no os dejo abandonados,
pues las puertas de la mansión,
jamás tuvieron candados.

Podéis entrar y salir,
estáis tod@s convidados.
Podéis dejar vuestras quejas,
vuestros piropos y halagos.

Podéis visitar la mansión,
con sus ninfas y sus cuadros,
con sus oscuras mazmorras
ysus bizarros retablos.

Y así pronto nos veremos,
con deseos renovados,
con toda la ilusión del mundo,
que siempre me habéis mostrado.

Hasta pronto mansioner@s,
aquí quedamos citad@s.
Sed fieles al Satiricón,
y no os perdáis por los tejados,
de los vicios sin razón,
que os lleven al vil pecado,
de olvidaros de la mansión,
y de todo los que os ha dado.

(El Satiricón)


=====================================================================================================

jueves, 29 de agosto de 2013




Era como desértica. Ya no guardaba el brillo de otros tiempos. Se miraba, asombrándose ante la gran planicie calva que otrora fuera un bosque. No quería mostrar a nadie esa imagen, ese desnudo suyo, esa rosa ya mustia de su coño. En otros tiempos, ella, había sido la prostituta mejor pagada de Pigalle. Ahora repasaba, medio llorando, el álbum que Monsieur Lebroud, un jurista que frecuentaba su cama, le había regalado hacía mucho ya con motivo de su cumpleaños.

Ruth Cañizares

==================================================================================================================================

miércoles, 28 de agosto de 2013




DIOSAS

Morgana  que con tus hechizos me atraes.
Lilith que con tus artes me conquistas,
Bastet que con tus uñas me atormentas,
Maat  que en mi vida me equilibras.

Dalila, con tus tijeras me amenazas,
Salomé, por ti  la cabeza yo perdería,
Isis, mi virilidad tu agigantas,
Astarté, mis sueños tú vigilas.

Afrodita que con tu amor me confundes,
Cibeles que con tus leones me matas,
Venus que al firmamento me alzas,
María que con tu virginidad me estimulas.

Diosas sois y sois mujeres,
mujeres sois que como diosas existen,
pues sois todas una y una sois todas,
y desde Eva, la historia siempre se repite.

Yo os admiro, os venero y os adoro,
os sigo, os aprendo, os estudio,
os vivo, os busco, os persigo,
os amo, os deseo y os añoro.

Os vigilo, os anhelo, os respeto,
os mimo, os indago y os encuentro,
os codicio, os anhelo, os acepto,
os cavilo, os apuro y… os someto.

Pues no hay nada igualable,
equivalente ni parejo,
a tener ante tus pies,
sumisamente arrodillada,
a una Diosa del universo.

(El Satiricón)


======================================================================================

martes, 27 de agosto de 2013




Cuando estás en mi cuerpo desangrado,
acechando el descuido de mi muerte,
¿cómo me asomo a mi alma para verte
si ignoro si me doy o me has tomado?

En hermosuras crezco a tu cuidado
y tanto que mi boca ya no advierte
si es por tu amor que vivo de esta suerte,
si es por mi sed que muero a tu costado.

Te recojo en mi sangre derramada
y me ciñes de olvido hasta olvidarlo
como una muerta en insaciada vida.

Bajo la herida de tan dulce espada
lo mismo da saberlo que ignorarlo
si te sirves de mí o soy servida.


(Clara Silva)


===============================================================================================================

lunes, 26 de agosto de 2013




“Según una reciente encuesta, las mujeres afirman sentirse más cómodas desvistiéndose delante de hombres que de mujeres. 
Dicen que ellas se vuelven demasiado críticas, mientras que nosotros, los hombres, por supuesto, simplemente nos volvemos agradecidos.”

Robert De Niro  


==============================================================================================

domingo, 25 de agosto de 2013




Me siento, y ante mi apareces, vestida de negro, sensual y provocadora.
Ante mi te presentas con tu látigo de ocho colas, chasqueándolo sin decir nada, con mirada sediciosa.
La dulce música acompaña todos y cada uno de tus felinos movimientos.
La luz de las velas y el suave aroma  a incienso crea un ambiente relajado y prometedor.
Me miras y tu mirada aviva en mi mí ya despierto deseo.
La piel se me eriza. La respiración se me agita, y mi corazón se desboca…
No hago nada, no digo nada, ni siquiera muevo el más insignificante de mis músculos.
Simplemente te observo, te miro, te escruto…
Quiero saber qué piensas, que sientes, que esperas, que deseas…
Sé que mi inactividad te pone nerviosa. Puedo verlo en la agitación de tu pecho, en la duda en tu mirada, en el brillo del sudor sobre tu piel…
No, la verdad es que esto no está saliendo como tú lo tenías planeado.
No esperabas mi falta de reacción ante tu insolencia premeditada.
Quizás esperabas que te reprendiera, que te castigara por tu atrevimiento.
Quizás esperabas que me riera de tu osadía.
O que te arrancara el látigo de las manos y tumbándote sobre el sillón, lo usara para castigar tu hermoso y deseado culo.
Esperabas cualquier reacción por mi parte, excepto esta….
Y mientras mi mirada fija no se apartaba de tus ojos, el temor del desconocimiento, acudió con premura a tu alma.
Ahora ya no estabas segura de que hacer, de qué decir, de cómo actuar.
Ahora ya no chasqueabas el látigo con mirada desvergonzada. Ahora no sonreías. Ahora no bromeabas…
Ahora, simplemente, mirabas fijamente al suelo y, con sumisa complacencia, te arrodillabas, sometida ante mí, ofreciéndome el látigo que, con toda seguridad, esa noche probaría el sabor de tu cuerpo…

Sayiid


==========================================================================================================

martes, 20 de agosto de 2013




"El infierno es vivir día a día sin saber la razón de tu existencia".

Mickey Rourke (Sin City)


=============================================================================================================

lunes, 19 de agosto de 2013

Señores y señoras, damas y caballeros… de todos es bien sabido que en esta humilde mansión siempre se ha venerado y cuidado el idioma castellano…
Pues bien… he aquí otra muestra de tal obcecación.
Y aunque es un poco larga, espero que la gocen y la disfruten, y que de esta manera no duden, a la hora de escribir o hablar, pues no hay idioma más rico y más variado que el nuestro, que de tantos y tantos lugares ha bebido y en tantos y tantos lugares ha fornicado.
De parte del Satiricón… para tod@s ustedes:



EL IDIOMA CASTELLANO

Señores, un servidor,
Pedro Pérez Paticola,
cual la academia española
«Limpia, fija y da esplendor».
Pero yo lo hago mejor
y no son ganas de hablar
pues les voy a demostrar
que es preciso meter mano
al idioma castellano,
donde hay mucho que arreglar.

¿Me quieren decir por qué
en tamaño y esencia,
hay esa gran diferencia
entre un buque y un buqué?
¿Por el acento? Pues yo,
por esa insignificancia,
no concibo la distancia
de presidio a presidió
ni de tomas a Tomás,
ni de topo al que topó
de un paleto a un paletó,
ni de colas a Colás.
Mas dejemos el acento,
que convierte como ves,
las ingles en un inglés,
y pasemos a otro cuento.
¿A ustedes no les asombra
que diciendo rico y rica,
majo y maja, chico y chica,
no digamos hombre y hombra?
Y la frase tan oída
del marido y la mujer,
¿Por qué no tiene que ser
el marido y la marida?
Por eso, no encuentro mal
si alguno me dice cuala,
como decimos Pascuala,
femenino de Pascual.
El sexo a hablar nos obliga
a cada cual como digo:
si es hombre, me voy contigo;
si es mujer, me voy contiga.
¿Puede darse en general,
al pasar de masculino
a su nombre femenino
algo más irracional?:
La hembra del cazo no es caza,
la del velo no es la vela,
la del suelo no es la suela
ni la del plazo, una plaza,
del correo, no es correa,
del mus, nunca es una musa
del tuso no es una tusa
ni del jaleo, jalea.
Del can no es hembra una cana,
y sí de duque es duquesa,
en cambio de mes no es mesa
ni la del pan es la pana.
¿Por qué llamamos tortero
al que elabora una torta
y al sastre, que ternos corta,
no le llamamos ternero?
Como tampoco imagino
ni el diccionario me explica
por qué al que gorros fabrica
no se le llama gorrino.
¿Por qué las Josefas son
por Pepitas conocidas,
como si fuesen salidas
de las tripas de un melón?
¿Por qué el de Cuenca no es cuenco,
bodoque el que va de boda,
y al que los árboles poda
no se le llama podenco?

Cometa está mal escrito
y por eso no me peta;
¿Hay en el cielo un cometa
que cometa algún delito?
¿Y no habrá quien no conciba
que llamarle firmamento
al cielo, es un esperpento?
¿Quién va a firmar allá arriba?
¿Es posible que persona
alguna acepte el criterio
de que llamen monasterio
donde no hay ninguna mona?
¿Y no es tremenda gansada
en los teatros, que sea
denominada platea
lo que nunca platea nada?

Si el que bebe es bebedor
y el sitio es el bebedero,
hay que llamar comedero
a lo que hoy es comedor.
Comedor será quien coma,
como es bebedor quien bebe;
de esta manera se debe
modificar el idioma.

¿A vuestro oído no admira,
lo mismo que yo lo admiro
que quien descerraja un tiro,
dispara, pero no tira?
Este verbo y otros mil
en nuestro idioma son barro;
tira, el que tira de un carro,
no el que dispara un fusil.
De largo sacan largueza
en lugar de larguedad,
y de corto, cortedad
en vez de sacar corteza.
De igual manera me quejo
al ver que un libro es un tomo;
será un tomo, si lo tomo,
y si no lo tomo, un dejo.

Si se le llama mirón
al que está mirando mucho,
cuando mucho ladra un chucho
hay que llamarle ladrón.
Y si la sílaba «on»
indica aumento, yo extraño
que a un ramo de gran tamaño
no se le llame Ramón.
Y, por la misma razón,
si los que estáis escuchando
un gran rato estáis pasando,
estáis pasando un ratón.
Ya sobra para quedar
convencido el más profano,
que el idioma castellano
tiene mucho que arreglar.
Conque basta ya de historias,
si, para concluir, me dais
cuatro palmas no temáis
porque os llame palmatorias.

(Pablo Parellada , alias «Melitón González»)


============================================================================================================================

domingo, 18 de agosto de 2013



¿Qué es el sexo?

Según los médicos:
Es una enfermedad. Porque uno siempre termina en la cama.

Según los abogados:
Es una injusticia. Porque siempre hay uno arriba y otro abajo.

Según los ingenieros:
Es la máquina más perfecta. Porque es la única que trabaja cuando se para.

Según los arquitectos:
Es un error. Porque la zona de entretenimiento está al lado del desagüe.

Según los políticos:
Es la democracia perfecta. Porque goza tanto el que está arriba como el que está abajo.

Según los economistas:
Es una buena inversión. Porque es más lo que entra que lo que sale.

Según los matemáticos:
Es la ecuación matemática perfecta. Porque la mujer eleva el miembro a su máxima potencia, lo encierra entre paréntesis, le extrae el factor común y lo reduce luego a su mínima expresión.

Según los periodistas:
Es la noticia que siempre se busca. Porque entra con la fuerza de un huracán, expulsa algo como los volcanes y sale cabizbajo, pero imperturbable, como los políticos ocultando sus errores.


====================================================================================================================================================

viernes, 16 de agosto de 2013




La libertad no es una idea política ni un pensamiento filosófico ni un movimiento social. La libertad es el instante mágico que media la decisión de elegir entre dos monosílabos: sí y no.

Octavio Paz


==============================================================================================================================

martes, 13 de agosto de 2013




Ya que tu corazón era el más perro de los perros, arrojé mi amor a los pies de tu cuerpo mulato, ardiente, para que hicieras con él lo que quisieras.

Lucero Balcázar


===============================================================================================================

lunes, 12 de agosto de 2013




El clérigo incestuoso

El conde Carlos de Angulema, padre del rey Francisco, primero de este nombre, príncipe fiel y temeroso de Dios, estaba en Cognac cuando alguien le contó que en una aldea cercana, llamada Chevres, vivía una muchacha virgen de conducta tan austera que era algo admirable, a pesar de lo cual había aparecido embarazada, sin intentar disimularlo, asegurando a todo el mundo que nunca había conocido varón y que no sabía cómo le había ocurrido, a no ser que fuera obra del Espíritu Santo; lo que el pueblo creyó fácilmente, y la tenía y reputaba por una segunda Virgen María, ya que todos sabían que, desde su infancia, siempre fuera muy juiciosa y nunca hubo en ella un solo signo de mundanería. Practicaba no solamente los ayunos mandados por la Iglesia sino también, por devoción, varias veces a la semana, y siempre que había algún servicio en la iglesia no se movía de allí. De modo que su vida era tan estimada por el pueblo que todos la iban a ver como si se tratara de un milagro, y se sentían muy felices pudiendo tocarle la ropa.
El cura de la parroquia era su hermano, hombre ya de edad y de vida muy austera, apreciado de sus feligreses y tenido por hombre santo, con opiniones tan rigurosas que hizo encerrar a su hermana en una casa, con lo que el pueblo estaba descontento; y tanto creció el rumor que las noticias (como os dije) llegaron a oídos del Conde, el cual, al ver el engaño en que estaba todo el mundo, quiso deshacerlo. Así que envió a un oidor y un limosnero (ambas personas muy de bien) para saber la verdad. Estos llegaron al lugar y se informaron del caso lo más galanamente que pudieron, dirigiéndose al cura, que estaba tan aburrido del asunto que les rogó asistieran a la verificación que esperaba hacer al día siguiente. El dicho cura, por la mañana, cantó misa, a la cual asistió su hermana, siempre de rodillas y muy abultada; y al final de la misa, el cura tomó el Corpus Domini, y, en presencia de todos los asistentes, le dijo a su hermana:
-¡Malhadada de ti! He aquí a Aquel que sufrió muerte y pasión por ti, y ante Él te demando, ¿es cierto que eres virgen, como siempre me has asegurado?
Ella, audazmente y sin temor, le respondió que sí.
-¿Y cómo es posible que estés preñada si sigues siendo virgen?
Replicóle ella:
-No puedo dar otra razón, a no ser por obra y gracia del Espíritu Santo, que ha hecho en mí lo que le plugo; pero no puedo negar el bien que Dios me ha concedido al conservarme virgen, porque nunca tuve deseos de estar casada.
Entonces su hermano le dijo:
-Aquí te entrego el cuerpo precioso de Jesucristo, del cual recibirás tu condenación si no es tal como has dicho, de lo cual serán testigos estos señores aquí presentes, enviados por el señor Conde.
La muchacha, de casi trece años de edad, hizo este juramento:
-Acepto el cuerpo de Nuestro Señor, aquí presente, y que Él me condene, ante vuesas mercedes y ante vos mi hermano, si nunca me tocara hombre alguno que no fuerais vos.
El oidor y el limosnero se fueron muy confusos, creyendo que con tales juramentos no podía haber lugar a engaño, y dieron cuenta al Conde, queriendo persuadirlo para que creyera lo mismo que ellos. Pero éste, que era muy sabio, tras pensarlo bien, les hizo repetir de nuevo las palabras del juramento, y habiéndolas sopesado bien, les respondió:
-Os ha dicho que nunca la tocó otro hombre que no fuera su hermano, y yo pienso que en verdad ha sido su hermano quien le ha hecho el hijo y quiere encubrir su maldad con este gran fraude; y nosotros, que creemos que Jesucristo ya ha venido, no debemos esperar otro. Así que id allá y poned al cura en prisión; estoy seguro de que confesará la verdad.
Lo que fue hecho según su mandato, no sin grandes reproches por el escándalo que hacían a este hombre honrado; y así que el cura fue encarcelado, confesó su maldad y cómo había aconsejado a su hermana lo que tenía que decir para encubrir la vida que habían llevado juntos, no sólo con una excusa ligera, sino con un falso dar que pensar con el cual vivieran honrados por todo el mundo; y cuando se le reprochó cómo había podido ser tan malvado para hacerla jurar en falso sobre el Cuerpo de Nuestro Señor, respondió que no era tan atrevido y que había presentado un pan ni consagrado ni bendito. Se dio cuenta de todo al conde de Angulema, quien pidió a la justicia que hiciera lo pertinente. Se esperó a que la hermana pariera, y después que naciera un hermoso niño, fueron quemados juntos hermano y hermana; y el pueblo sintió un gran asombro al ver, so capa de santidad, monstruo tan horrible, y bajo vida tan sana y digna de encomio, reinar tan detestable vicio.

El heptamerón  (Margarita de Navarra)


==================================================================================================================================

domingo, 11 de agosto de 2013




“En un mundo perfecto, me despertaría cada día con el calor de tu sabia boca entre mis piernas…”

(Visto en twitter)


=======================================================================================================================

sábado, 10 de agosto de 2013




Paseando por la calle,
el otro día me encontré,
aun tipo, en pelota picada,
colgado de una pared.


Y, os aseguro, no era,
el “hombre araña” aquel,
pues por llevar, no llevaba,
ni de licra, unos pantis rojos,
que desde allí se pudieran ver.


Para mí que era un listillo
que donde no debía se metió,
y que al llegar el Dueño de la casa,
por el balcón,
cual lagartija,
con cuidado se deslizó…


Mas con la mala suerte, killo,
que era casa de protección oficial,
y que para ahorrarse algunos costes
ni tenía balcón, ni mirador,
ni terraza… ni ná de ná.


Y es que os lo tengo dicho,
amigos de la mansión,
que meterse en casa ajena,
requiere de preparación.


De conocer los horarios,
los usos y las costumbres,
del iluso corneado,
que a su señora nos ha “prestado”.


Que como dice el gran Sabina,
un maestro en la cuestión,
en aquella su insigne canción
la de “Cuernos, cuernos, cuernos”:


“Que no te lleve el desenfreno,
a hacer de gallo en corral ajeno,
de alguna cenicienta obrera…
Y menos si el marido es un parado…,
aparte de cornudo, apaleado,
se pone el pobre… hecho una fiera…”


Resumiendo, que es gerundio:
Que si quieres cornear,
con cuidado has de optar,
y a un sumiso has de elegir,
pues aparte de gozar
con la señora del cornudo,
le harás un favor, no lo dudo,
haciéndole un vil corneado,
pues no hay ser mas obligado,
que un consentido corneado,
a cuya mujer haya usado
un “satírico” corneador.


(El Satiricón)


==========================================================================================================================

viernes, 9 de agosto de 2013

Porque, aunque no siempre lo parezca… el amor y el cariño, si son eternos...

==============================================================================




Enemigos íntimos



Conocida fue la relación amorosa que hubo entre Emilia Pardo Bazán y Benito Pérez Galdós, pero también de dominio público la enemistad que llegaron a profesarse ambos.

En cierta ocasión, siendo ya mayores se encontraron accidentalmente en unas escaleras. Él subía jadeante y ella empezó a bajarla.

Mientras se cruzaban ella le espetó:

-Adiós, viejo chocho

Pero tal y como lo soltó se dio cuenta que le había puesto en bandeja una magistral contestación a una de las mentes más brillantes de la literatura. Pardo Bazán aceleró el pasó escaleras abajo, pero le dio tiempo a escuchar la réplica de su viejo e íntimo enemigo:

-Adiós, chocho viejo
                             
===============================================================================================

miércoles, 7 de agosto de 2013

Una nueva aportación a la mansión, una nueva sugerencia, un nuevo regalo de nuestra buena amiga isabel SD. Disfrutemos todos, una noche más, con su siempre acertado gusto poético.





SÉ TU MI LÍMITE

Tu cuerpo puede
llenar mi vida,
como puede tu risa
volar el muro opaco de la tristeza.
Una sola palabra tuya quiebra
la ciega soledad en mil pedazos.
Si tu acercas tu boca inagotable
hasta la mía, bebo
sin cesar la raíz de mi propia existencia.
Pero tú ignoras cuánto
la cercanía de tu cuerpo
me hace vivir o cuánto
su distancia me aleja de mí mismo
me reduce a la sombra.
Tú estás, ligera y encendida,
como una antorcha ardiente
en la mitad del mundo.
No te alejes jamás:
Los hondos movimientos
de tu naturaleza son
mi sola ley.
Retenme.
Sé tú mi límite.
Y yo la imagen
de mí feliz, que tú me has dado.


(José Ángel Valente)


===============================================================================================
______________________________________________________________________________________________________________________________________________