Prologo de El Libertino

domingo, 23 de agosto de 2015



Una de las supersticiones de la mente humana es haber 
creído que la virginidad podía ser una virtud.

Voltaire


==============================================================================================

6 comentarios:

Alma Baires dijo...

Es una de esas experiencias en las cuales me he preguntado ¿por qué no empecé antes? ;)

Un beso.

María dijo...

Aún recuerdo el primer día que perdí mi virginidad, no lo olvidaré jamás, y la anécdota que siguió después jajajaaj, es que hay cosas que nunca se olvidan en ésta vida, mi querido amigo Sayiid, y ésta es una de ellas.

En los tiempos de "maricastaña" se decía que todas las damas iban vírgenes al matrimonio, cuando éste era el estado civil que antes se llevaba, y ahora, en la actualidad, la virginidad se pierde casi en la edad de la infancia.

Un beso, y muy feliz noche, mi querido amigo Sayiid, siempre es un placer venir a tu mansión.

PD.- Alucinada de lo que me has contado sobre Afrodita, pues anda que vaya personaje que he ido a meter en mi obra de teatro jajajaja y yo que pensaba se trataba de una divinidad.

* dijo...

La virginidad en quién...
Una mujer virgen y un hombre experimentado o una mujer experimentada ante un virginal hombre...
La virginidad solo es un estado momentáneo, más por el que no se pueda que por el que se quiera...

Besos de Pecado, mi querido D. Sayiid.

Sayiid Albeitar dijo...

Seguramente porque no habría llegado aún el momento, lady Alma.
Todo suele ocurrir cuando tiene que ocurrir, lo único verdaderamente triste es que llegue ese momento..., que se sepa, y que aun así, por tabúes sociales, religiosos o míticos, se renuncie a ello por miedo a el castigo, ya sea humano o divino...
Nada tiene de especial la virginidad, a no ser que es la primera vez de algo y que tod@s siempre queremos recordar con satisfacción y cariño esa primera vez...

Besos desde la mansión, mi querida Alma.

Sayiid Albeitar dijo...

Supongo que todos, dada nuestra inexperiencia y torpeza congénita, podríamos contar anécdotas de nuestra primera vez :-)
Pero al final, fuera más o menos lucida la experiencia, siempre nos suele quedar un recuerdo más o menos aceptable de ese momento :-)
Hoy en día, como bien dice, la virginidad en una mujer carece de importancia social, y a nadie le importa si su pareja es virgen o no, lo cual es bueno, pues todo el mundo tiene derecho a vivir y a experimentar, aunque hay muchas mujeres que prefieren esperar a encontrar a un hombre especial para ellas y así conseguir que su primera vez sea algo inolvidable.
Para mi todo es valido, tanto lo uno como lo otro, siempre que se haga por decisión propia y no por imposición social o religiosa.

En cuanto a Afrodita, por muy diosa que fuera, también tenía rasgos humanos, como todos los habitantes del Olimpo, y, aunque menos conocido, también tenia su lado más rebelde y oscuro y sus "pecados" escondidos en el armario :-)
Era diosa, pero era, ante todo, mujer...

Besos desde la mansión, mi querida María

Sayiid Albeitar dijo...

La virginidad, ya sea masculina o femenina, es algo que, como otras muchas cosas en la vida, hemos de superar, más tarde o más temprano.
A veces se ve como un reto a superar, y otras veces se ve como una ofrenda que regalar.
Como ya dije antes, mi querida lady PI, para mi ambas posturas son válidas, siempre y cuando se lleve a cabo por decisión propia y no impuesta.
Para mi, el valor de la virginidad, o de perderla, más concretamente, esta, simplemente, en el hecho de que es la primera vez y todos queremos que sea algo especial..., aunque no siempre sea así.

Besos, nada virginales, desde mi mansión, mi querida lady PI

______________________________________________________________________________________________________________________________________________