Prologo de El Libertino

viernes, 23 de octubre de 2015




Quién volviendo a hacer el camino viejo aprende el 
nuevo, puede considerarse un maestro.


=============================================================================================

6 comentarios:

sayuri dijo...

Eso que se lee... Siempre está. Aunque no se pueda leer SIEMPRE ESTÁ
Ahora lo se :)
Besos AMO

* dijo...

Algunos piensan que segundas oportunidades nunca son buenas pero no es cierto. Siempre se ha dicho que hace más quien quiere que quien puede (no sé si es así el dicho porque yo me los aplico a mi aire), y cuando hay sentimiento y ganas, cabe esperanza...
Si se vuelve sobre los mismos pasos pero se camina de diferente forma no es para que cambie uno o cambie el otro, si no para que a ambos beneficie.
Me alegro mucho. Y es cierto.

Besos de Pecado para ambos. Ahora ya sé por qué había luz encendida en las mazmorras, pero como no bajo a no ser que me caiga por la escalera... y me agarro bien a la barandilla...

María Perlada dijo...

Cuando se ama y se desea con todas las ganas a alguien, no sólo se lleva su nombre tatuado en la piel del cuerpo, sino también en la piel del alma y en lo más profundo de la carne, pero también en el pensamiento, en cada suspiro, en cada poro, en cada palpitar, en la sangre, en el silencio y más... porque todo parece poco. Por cierto esta fotografía ya la había visto en otra entrada que tienes más atrás.

En cuanto a lo que dice Confucio, mi opinión es que, gracias a los errores que se cometen en el pasado, se va madurando y creciendo, pero aún así, se va cayendo en otros, por lo que nunca se es maestro del todo, sino más bien yo diría, aprendiz de maestro ¿tú qué opinas, mi querido amigo Sayiid?

Un beso dulce de seda.

Sayiid Albeitar dijo...

Lo se, mi querida sayuri{S}, y porque siempre ha sido así, es por lo que vuelves a ocupar el lugar que te has ganado a conciencia desde que te conocí.
Y así será por siempre, pues una vez que se entrega el alma..., ya no se puede volver a recuperar jamás.
Como bien has dicho..., ahora ya lo sabes, y se que nunca se te olvidará...

Besos y azotes, mi dulce sumisa...

Sayiid Albeitar dijo...

Dicen en mi tierra, lady PI, que quien tropieza y no cae, adelanta terreno...
Así lo pienso yo.
Uno o una se puede equivocar, pero si lucha por conseguir lo que desea, tarde o temprano recuperará su oportunidad y con un conocimiento aún mayor que el que tenía antes de equivocarse...

PD: Ya se lo he dicho muchas veces, pero se lo repetiré... Tenga usted cuidado con esas escaleras, pues, por no se que maleficio diabólico..., bajar es muy sencillo, pero una vez abajo.., volver a subir y olvidar lo que uno ha visto y vivido allí, es casi imposible. Así que agárrese con todas sus fuerzas a esa barandilla y tenga cuidado de no resbalarse y caer al lado oscuro (aunque estén las luces encendidas ;-) )

Sayiid Albeitar dijo...

Como bien dice usted, mi querida lady María, el tatuaje que de verdad tiene importancia es el que se tatúa sin tinta, el que permanece indeleble pase o que pase y nunca se borra, pues se marca tan profundamente que es imposible eliminarlo...

Y si, también estoy de acuerdo con vos en que siempre estamos aprendiendo de nuestros errores, y además, ha de ser así, pues si alcanzáramos la perfección..., para que querríamos permanecer en este mundo?
Vivan pues los errores, las rectificaciones y los aprendizajes que es lo que hace que la vida tenga un sentido y podamos seguir avanzando y aprendiendo día a día...

PD: Tiene razón en cuanto a la foto, mi querida amiga; es una foto ya antigua, pero hasta que lady sayuri{S} nos regale otro más moderna, pensé que esa quedaría bien y os daría idea de sus sentimientos :-)

Un beso mi querida amiga, y feliz velada en la mansión.

______________________________________________________________________________________________________________________________________________