Prologo de El Libertino

lunes, 2 de noviembre de 2015




Si nuestra vida sexual estuviera determinada por nuestros primeros experimentos de juventud, casi todo el mundo estaría abocado al celibato. 

P. D. James


==============================================================================================================================================

6 comentarios:

María Perlada dijo...

Soy una mujer bastante fogosa en mis relaciones sexuales, pero reconozco que cada etapa es diferente, en la juventud existe falta de experiencia y reconozco hice locuras muy excitantes, y ahora en mi madurez con mi experiencia también siento deseos de seguir descubriendo, pero al conocer ya mi cuerpo, disfruto más intensamente, aunque desde siempre mis relaciones sexuales han sido extremadamente apasionadas. La sexualidad para mí es una inyección de vida y optimismo, mi querido amigo Sayiid.

Un beso dulce de seda.

sayuri{S} dijo...

Me temo que no tuve la suerte de conocerte y gozarte en tu más tierna juventud,....pero dudo mucho que tu abocaras a ninguna mujer al celibato....

Un beso AMO....de TU sierva sayuri{S}

Sayiid Albeitar dijo...

Mi querida María, de vuestra fogosidad sexual, de vuestra pasión, no creo que nadie pueda tener dudas leyeendoos y disfrutandoos a diario, como bien sabéis que hago yo a diario.
Y si bien en la juventud uno carece de experiencia, es cierto que la compensa con la intensidad, más, cuando a la fuerza se le une el conocimiento, todo es más completo, más placentero, más intenso...
Unas cosas se pierden y otras se ganan, y, como bien decís, cada etapa es diferente y tiene su encanto.
Más hay que reconocer que a veces, los inicios, no suelen ser muy alentadores. Menos mal que, poco a poco, uno va aprendiendo nuevos trucos, porque, como bien decía aquel anuncio de neumáticos... "la potencia, sin control, no sirve de nada" :-)

Besos desde la mansión, mi fogosa amiga...

Sayiid Albeitar dijo...

Mi querida sayuri{S}, afortunadamente para ti, me has conocido en una época en la que la experiencia acumulada nos ha hecho, y nos hará, gozar más plenamente nuestra relación en todos sus niveles. Y he de reconocer que has sido y eres una alumna ejemplar, que con ganas, esfuerzo y dedicación, te has puesto a mi nivel en mucho menos tiempo del que yo podría haber imaginado, dada tu juventud...
De enseñarte he pasado, en muy poco tiempo, a aprender a tu lado, y eso me hace el más feliz y completo de los hombres.
Yo, por mi parte, me conformo con, o eso espero, no haber enviado a ninguna mujer al celibato o al lesbianismo más estricto, o incluso al más radical de los feminismos. Todo lo más que aspiro en ese sentido es, como mucho, abocar a una mujer a la bisexualidad, que, visto lo visto, no es moco de pavo :-)

Besos y azotes en ese deseable cuerpo tuyo, mi dulce y entregada sierva.

* dijo...

Creo que de todo se ha de aprender. Nadie nace enseñado, así que todo cuenta.
Quien no aprende de sus fracasos, nunca disfrutará de sus éxitos.

Besos de Pecado.

Sayiid Albeitar dijo...

Completamente de acuerdo con vos, mi querida amiga.
Se aprende más de los errores que de los aciertos, sin duda alguna.
Por eso yo soy tan "sabio" jejejejejeje

Un beso mi querida dama, y gracias, como cada día, por acercaros a esta, mi humilde mansión, que ya es la vuestra también.

______________________________________________________________________________________________________________________________________________