Prologo de El Libertino

miércoles, 10 de febrero de 2016




Es una ley inexorable en la vida de los sexos: la acción anafrodisíaca de la costumbre.

Gregorio Marañón


==================================================================================================================

6 comentarios:

* dijo...

Que te balancees en la amplia abertura de mis piernas para impregnarte de las tibias aguas que surgen entre ellas por el deseo enardecido en tus gemidos y embates, es lo que me hace convertirme en tu presa la que se intenta revolver y se retuerce cual serpiente…
Y si se hace costumbre, bendita costumbre...

Besos de Pecado, mi querido, D. Sayiid.

Prefiero el balanceo a la taza de café...

María Perlada dijo...

Exquisito café para esparcirlo frío por todo su ardiente cuerpo y beberlo y relamerlo hasta el cáliz de su carne.

Me encantó la imagen con esa taza tan roja y seductora, es que el color rojo es mi perdición, mi querido amigo Sayiid.

Un beso.

Ginebra Blonde dijo...

Hay costumbres con un amplio abanico de posibilidades…y benditas ésas, que nos llevan de la mano a los muchos placeres de piel y alma…

Y para no perder la costumbre…un placer visitarte ;-)

Muackss!!

Sayiid Albeitar dijo...

Hay costumbres que se convierten en leyes, mi querida lady PI...
No la pregunto como está..., ya veo que muy animada :-)
Me pregunto si será por el exceso de café?

Besos, mi querida amiga..., desde la mansión...

Sayiid Albeitar dijo...

Mejor que el café esté calentito, muy negro y muy dulce, mi querida María, aunque sea en taza roja..., si es lo que a vuesa merced le gusta...
Beso negro en taza roja....
:-)

Besos desde la mansión, milady.

Sayiid Albeitar dijo...

las costumbres, mi querida Ginebra, se convierten en costumbres por algo...
En este caso, porque es algo que nos gusta...
Aunque me da que D, Gregorio Marañon, en este caso quería decir que la costumbre, y con ella, la monotonía, llevan al aburrimiento y a la perdida de la pasión...
De ahí que tengamos que esforzarnos por huir de la reiteración y buscar, como bien dice vuesa merced, el ampliar ese abanico de múltiples posibilidades que hagan que cada vez sea diferente y especial...

Y por otra parte, el placer es mío de recibirla en esta, mi humilde mansión, que también será la suya si así lo desea, mi buena amiga.

Besos y feliz velada/día para vos.

______________________________________________________________________________________________________________________________________________