Prologo de El Libertino

miércoles, 9 de marzo de 2016




Un hombre que no ha pasado a través del infierno de sus pasiones, no las ha superado nunca

Carl G. Jung


==================================================================================================================

7 comentarios:

* dijo...

En el Infierno siempre se ha de estar, es la única forma de sobrevivir en el Pecado, a las tentaciones y a los deseos... pero siempre nuevos, siempre avanzando...

Siempre en constate aprendizaje pero con conocimiento...

Besos de Pecado, mi querido D. Sayiid... espero que de este Pecado no quiera usted salid :-) :-)

María Perlada dijo...

Y es que el infierno, mi querido amigo Sayiid, te invita elevarte mas allá del cielo.

Un beso.

Ginebra Blonde dijo...

Creo que no hay más infierno, que el negar que hay puertas más allá de lo “permitido” donde podemos alcanzar el paraíso…

Y la fotografía, me encanta!!

Pues un placer, Sayiid…

Mil Bsoss!!

Sayiid Albeitar dijo...

El infierno, mi querida lady PI, como todo en esta vida, y en la otra, es un concepto muy relativo, pues para algunos, la laxitud del cielo puede suponer el peor de los infiernos...
Y como dijo aquel que bien lo sabía... "la mejor manera de superar una tentación es caer en ella"... Y si lo dijo Oscar..., palabra de ley ;-)
Aunque me gusta eso de "siempre en constante aprendizaje"...
Besos desde la mansión, milady, siempre viviendo en el Pecado con mayúsculas...

Sayiid Albeitar dijo...

El infierno, mi querida lady maría, me estimula mucho más que cualquier cielo aburrido o paraíso ramplón...
A mi eso de que los ángeles sean asexuados..., como me me corta mucho el rollo jejejejeje
Prefiero vivir entre lascivas diablesas que entre virginales angelitas...
Cosa que, seguro, no le sorprende, verdad? ;-)

Besos, mi querida amiga, y feliz velada en la mansión

Sayiid Albeitar dijo...

Esas son, precisamente, las puertas que no todo el mundo se atreve a atravesar, pues como Adán y Eva, cuando comieron la manzana del árbol del bien y del mal, adquiriendo el "conocimiento" y el "libre albedrío"..., una vez franqueadas, ya no hay paso atrás...
Cuando uno franquea esa línea, se adentra en terreno desconocido, peligroso, incierto...
Para unos es una revelación, para otros, un maleficio...
para mi, ha sido la VIDA :-)

Besos, lady Ginebra, y enhorabuena por haber cruzado esa línea roja que diferencia a los valientes de los acobardados...

PD: la foto es un regalo de lady PI, que de vez en cuando me premia con esas excitantes y morbosas instantáneas religiosas

María Perlada dijo...

Jajaja me sacaste sonrisas mi querido amigo Sayiid jajaja ya se que te encanta el infierno, pero quiero aclararte que aclarar que cuando digo mas allá del cielo me refiero a los orgasmos.

Un besazo.

______________________________________________________________________________________________________________________________________________