Prologo de El Libertino

jueves, 5 de mayo de 2016




Tan sólo el cegador instante de la pasión 
(la pasión libre, no cohibida, irresistible), 
esa es la única salida por la que podemos huir de la miseria de lo que los esclavos llaman vida

James Joyce


=============================================================================================================================

6 comentarios:

* dijo...

La vida sin pasión no es nada. Así de simple.
Desde cualquier punto de vista y en el que nos acontece, mi querido D. Sayiid, todavía más pues no gozar de los placeres sería un sacrílego error que no nos podemos permitir.

Besos de pecado, BPP.

Ginebra Blonde dijo...

El mayor de los errores es censurarse a uno mismo la pasión que corre innata por sus venas cual esencia divina… Aquella que hay que liberar, para sentirla en toda su intensidad como merece. Hacer lo contrario, es como morir en vida…

Muy bueno… Y el gif me encanta ;-)

Mil Bsoss!

Sayiid Albeitar dijo...

Completamente de acuerdo con vos, mi querida lady PI (una vez más ...)
No gozar de los placeres que nos regala la vida si que es un pecado mortal sin posible absolución...
Y renunciar a esos placeres, simplemente porque alguien nos diga que no son adecuados, ademas de pecado mortal,con pena de infierno eterno, debería estar castigado con abstinencia también eterna, sin posibilidad de conmutación de la pena...
Quizás sea un poco duro..., pero a grandes pecados..., mayores castigos :-)

Besos, pecaminosos, desde la mansión, milady.

Sayiid Albeitar dijo...

Más que un error, mi querida lady Ginebra, que lo es, y muy grave, es una autentica pena, pues quién se niega a si mismo, jamás podrá alcanzar la felicidad...
Todos tenemos virtudes y defectos, y para ser felices, lo primero y fundamental, es aceptarnos a nosotros mismo y cambiar, si así lo deseamos, aquello que no nos guste, pero por que lo decidamos nosotros mismos, no por que lo decida alguien de fuera...
Seamos, pues, nosotros mismos y al que le guste bien, y al que no..., pues también :-)

Besos, mi querida amiga, y gracias por vuestra siempre celebrada visita.

María Perlada dijo...

Siempre la pasión desatada nunca reprimida porque en la más absoluta libertad es como mayor placer se consigue, mi querido amigo Sayiid.

Un beso.

Sayiid Albeitar dijo...

Toda represión es negativa, mi querida amiga.
Por tanto no puedo estar mas de acuerdo con vos...
El amor, el deseo, la pasión..., o se viven en verdadera libertad, sin miedos ni ataduras..., o no serán verdaderos y por tanto nunca serán suficientemente placenteros.
Hay que liberarse, dejarse llevar, sin miedo... y solo así alcanzaremos la plenitud de poder disfrutar de todo lo conseguido, de todo lo experimentado...

Que así sea...

Amén

______________________________________________________________________________________________________________________________________________