Prologo de El Libertino

domingo, 8 de mayo de 2016




La ausencia disminuye las pasiones pequeñas y aumenta las grandes, lo mismo que el viento apaga las velas y aviva las hogueras

François de la Rochefoucauld


==================================================================================================================

6 comentarios:

María Perlada dijo...

En las ausencias se avivan ardientes las ganas y el deseo en solitario, sintiendo a veces más cercana la presencia, mi querido amigo Sayiid.

Un beso.

Ginebra Blonde dijo...

Cuánta verdad y belleza supuran estas palabras… Un placer de post…

Mil Bsoss y feliz semana que comienza!

Sayiid Albeitar dijo...

Hay ausencias que sirven de olvido y ausencias que sirven de acicate, de estímulo...
Personalmente prefiero las segundas..., siempre que no sean ausencias eternas, claro...
A mi edad, lo del amor platónico es ya eso..., algo platónico.
Yo prefiero aferrarme a la realidad, a lo tangible...
Debe ser cosa de los años..., y del desencanto :-)

Besos, mi querida amiga. Y que la pasión os acompañe siempre y en todo lugar.

Sayiid Albeitar dijo...

El placer es mio de teneros aquí, mi querida lady Ginebra.
Un placer que se repite e incrementa en cada una de vuestras visitas...

Besos, milady, y gracias por vuestros comentarios.

Sed siempre feliz.

* dijo...

El hambre es muy mala... Y una de dos: O te sirves tú mismo o esperas a que te sirvan...
Y a falta de pan buenas son tortas. Pero se me ocurre un sin fin de ingredientes con los que aderezar un buen plato.

Besos de Pecado a distancia tan real que los podáis sentir, mi querido D. Sayiid.

Sayiid Albeitar dijo...

Esperar a que me sirvan?
Y que me den algo que no me gusta?
Mejor tomo lo que quiero, sean panes o tortas..., o cualquier otro apetecible plato :-)

Besos también para vos, mi querida lady PI.
Seguro que también los sentís.

______________________________________________________________________________________________________________________________________________