Prologo de El Libertino

martes, 25 de octubre de 2016





CIBELES ANTE LA OFRENDA ANUAL DE TULIPANES

Desprendida su funda, el capullo,
tulipán sonrosado, apretado turbante,
enfureció mi sangre con brusca primavera.

Inoculado el sensual delirio,
lubrica mi saliva tu pedúnculo;
el tersísimo tallo que mi mano entroniza.

Alta flor tuya erguida en los oscuros parques;
oh, lacérame tú, vulnerada derríbame
con la boca repleta de tu húmeda seda.

Como anillo se cierran en tu redor mis pechos,
los junto, te me incrustas, mis labios se entreabren
y una gota aparece en tu cúspide malva.


(Ana Rossetti -  Cádiz, 1950 )


==============================================================================================

2 comentarios:

* dijo...

¡Qué bella forma de describir la consumación de la esencia blancaa, el buscar su nacimiento ya su expansión!
¿Hay mejor cáliz que los labios de una Hembra o mejor desfiladero que el centro de sus pechos?

Besos de Pecado, mi querido D.Sayiid.

Sayiid Albeitar dijo...

Y es que no es eso la poesía, mi querida lady PI?
El arte de hacer hermoso y sublime lo cotidiano?
El arte de conseguir que lo bello sea aún más excelso y glorioso?
Vos, como poeta que sois, lo sabéis muy bien…
Y yo, como devorador de vuestra obra, lo gozo y lo saboreo…

Besos, milady, y gocemos del arte de la poesía…, y más aún si es erótica, como corresponde a la mansión :- )
Sea siempre feliz, mi querida amiga.

______________________________________________________________________________________________________________________________________________