Prologo de El Libertino

sábado, 29 de octubre de 2016




Cuán bellos son tus pasos, y el de tu andar,
los tus graciosos píes, y ese calzado,
los muslos una aljorca por collar,
de mano de maestro bien labrado:
tu ombligo es una taza circular,
llena de un licor dulce muy preciado,
montón de trigo es tu vientre hermoso, 
cercado de violetas, y oloroso.
Tus pechos son belleza, y ternura, 
dos cabritos mellizos, y graciosos;
y torre de marfil de gran blancura
tu cuello, y los tus ojos tan hermosos
estanques de Esebon de agua pura,
que en puerta Batrabim están vistosos:
tu nariz una torre muy preciada, 
del Líbano a Damasco está encarada
Tu cabeza al Carmelo, levantado
sobre todos los montes, parescía:
y el tu cabello roxo, y encrespado,
color de fina púrpura tenía:
el Rey en sus regueras está atado,
que desasirse de ahí ya no podía:
¡Oh quán hermosa eres, y agraciada,
amiga, y en deleites muy preciada!
Una muy bella palma, y muy crecida
parece tu presencia tan preciada,
de unos racimos dulces muy ceñida,
que son tus lindos pechos, desposada.
Dixe, yo subiré en la palma erguida,
asiré los racimos de la amada,
racimos de la vid dulces, y hermosos
serán tus pechos lindos, y graciosos.
Un olor de manzanas parecía
el huelgo de tu boca tan graciosa,
y como el suave vino bien olía:
tu lindo paladar, oh linda Esposa,
qual vino que al amado bien sabía,
y a las derechas era dulce cosa,
que despierta los labios ya caídos,
y gobierna la lengua y los sentidos.

(El cantar de los Cantares)


=============================================================================================

2 comentarios:

* dijo...

El Cantar de los Cantares, pura lujuria que hay que saber interpretar... y curiosamente, se suele recitar en las misas en honor a María Magdalena. Y el capítulo que usted ha elegido es parte de ese alabar a la hembra.
Siempre me han parecido unos versos muy eróticos y con doble sentido.

Tus dos pechos, como gemelos de gacela
que se apacientan entre lirios.
Hasta que apunte el día y huyan las sombras,
me iré al monte de la mirra
y al collado del incienso.

Bello, ¿no cree, mi querido D. Sayiid?
Besos de Pecado.

Sayiid Albeitar dijo...

Hermoso, mi querida lady PI
Y extraño que la Santa Iglesia Inquisitoria no los haya borrado de sus anales.
Debe ser que la inteligencia de los censores no daba para tanto como ver más allá de las palabras las sutiles intenciones, de lo cual nos complacemos, pues gracias a ello, tan hermosas y lujuriosas palabras ha llegado a nuestros días...
Se ve que, pese a mi falta de crédo, los milagros si que existen :-)

Besos, mi querida amiga, y gracias por vuestra visita y vuestros deliciosos aportes...

______________________________________________________________________________________________________________________________________________