Prologo de El Libertino

domingo, 9 de octubre de 2016




“Guarda silencio cuando no tengas nada que decir, cuando la pasión genuina te mueva, di lo que tengas que decir, y dilo caliente”.

D.H. Lawrence



=================================================================================================

6 comentarios:

María Perlada dijo...

Es el cuerpo el que mudo yace y desde su silencio habla derritiéndose entre el verbo de su dicha, mi querido amigo Sayiid.

Un beso.

Sayiid Albeitar dijo...

Mi querida María, bien sabe vuesa merced que a veces hay silencios ensordecedores que gritan verdades como puños.
No siempre las palabras son capaces de expresar los sentimientos; a veces la verborrea resulta tremendamente confusa, más..., hay veces en las cuales las palabras no surgen de la garganta o de la mente, sino del alma...
En tales ocasiones, cada palabra, cada verbo, cada frase, tienen la fuerza de la verdad, de la pasión, y hasta de la inconsciencia de decir lo que se piensa, sin pensar lo que se dice...
Es en esas ocasiones donde las palabras, para bien o para mal, nos traspasan y nos dejan huellas imborrables que perduran en nosotros hasta el final de nuestros días...
Esas son, en definitiva, las palabras que más importan...

Besos, mi querida María, y feliz lunes.

Misthyka Elemental dijo...

Estos días lo he leído y el no poder comentarle me molestaba... pero bueno, siguiendo un principio budista, todo sucede por algo, y lo que no, también.
Lo que me lleva a reflexionar si no sería mejor permanecer en silencio... pero no, no puedo -ni quiero- mantener silencio con Usted.
Esta cita del Sr. D.H. Lawrence me encuentra de acuerdo por mitad... es verdad que cuando nada se tenga para decir, o al menos, nada inteligente, lo mejor es guardar silencio... pero con respecto a lo otro, he aprendido a ir con cuidado cuando es la más pura pasión a movilizar la sangre por mis venas, y así decir lo que haya por decir... porque si esa pasión es para bien, te vuelves vulnerable, y tus palabras ser tomadas a la ligera y que "jueguen" con ellas como con tu alma, por lo cual corres el riesgo de desear nunca haberlas pronunciado... y si es para mal, puedes herir de manera irreparable, más allá que en algunas ocasiones -o algunos sujetos- justifiquen heridas aún más graves... Como dice Usted aquí arriba, muchas veces decir lo que se piensa -y lo que se siente, mucho más- es un acto de inconsciencia... por suerte he aprendido a pensar -muy bien- aquello que digo, dando peso y valor a cada palabra.

Creo haberme extendido demasiado, es que siempre es un gusto reflexionar con Usted... Tentadores besos Sir.

* dijo...

... Y hazlo con eficacia y entrega...
No necesito más palabras.

Besos de Pecado, mi querido Do. Sayiid.

Sayiid Albeitar dijo...

Mi querida lady Misthyka..., como es que no podía comentarme nada?
¿Quien se lo ha impedido?
Siéntase voacé libre de comentar siempre lo que desee en esta, su casa, mi querida amiga, como todo el mundo.
Y en cuanto a su opinión, le diré que yo también soy más de pensar lo que digo que de decir lo que pienso..., pero hay veces, mi querida amiga, en las cuales, hay que dejarse llevar y arriesgarse, pues sin riesgo nunca hay premio...
¿Y si luego nos hacen daño?. Bueno, ante eso yo pienso que no hace daño quien quiere, sino quien puede..., y quien pueda o deje de poder, depende única y exclusivamente de nosotros mismos.
Así que ya sabe, nunca se deje dominar por el miedo y sea siempre usted misma, pues ya que no puede gustar a todo el mundo..., al menos gústese a usted :-)

Besos, mi querida lady Misthyka y, por favor, extiéndase todo lo que quiera :-)

Feliz velada en la mansión.

Sayiid Albeitar dijo...

Mi querida lady PI..., a buen entendedor....

Besos y feliz velada en la mansión, mi muy querida amiga...

______________________________________________________________________________________________________________________________________________