Prologo de El Libertino

viernes, 28 de octubre de 2016





RECORRIÉNDOTE


Quiero morder tu carne,
salada y fuerte,
empezar por tus brazos hermosos
como ramas de ceibo,
seguir por ese pecho con el que sueñan mis sueños
ese pecho-cueva donde se esconde mi cabeza
hurgando la ternura,
ese pecho que suena a tambores y vida continuada.
Quedarme allí un rato largo
enredando mis manos
en ese bosquecito de arbustos que te crece
suave y negro bajo mi piel desnuda
seguir después hacia tu ombligo
hacia ese centro donde te empieza el cosquilleo,
irte besando, mordiendo,
hasta llegar allí
a ese lugarcito
-apretado y secreto-
que se alegra ante mi presencia
que se adelanta a recibirme
y viene a mí
en toda su dureza de macho enardecido.
Bajar luego a tus piernas
firmes como tus convicciones guerrilleras,
esas piernas donde tu estatura se asienta
con las que vienes a mí
con las que me sostienes,
las que enredas en la noche entre las mías
blandas y femeninas.
Besar tus pies, amor,
que tanto tienen aun que recorrer sin mí
y volver a escalarte
hasta apretar tu boca con la mía,
hasta llenarme toda de tu saliva y tu aliento
hasta que entres en mí
con la fuerza de la marea
y me invadas con tu ir y venir
de mar furioso
y quedemos los dos tendidos y sudados
en la arena de las sábana


(Gioconda Belli - Managua, 1948 )



=============================================================================================================

8 comentarios:

María Perlada dijo...

Pero mi querido amigo Sayiid quién es ésta poeta que me ha agitado tanto con sus palabras y me ha hecho latir el corazón? me ha encantado y buscaré en internet.

Un beso.

Misthyka Elemental dijo...

Maestra Gioconda... sensualidad en letras. Y este poema en particular, es tan exquisito, como pocos creo yo. Aún recuerdo haberlo compartido alguna vez, pero con una imagen que la Santa Inquisición del Virtualismo ha censurado... en fin, ¿qué podría contarle que Usted no supiera o que pudiese sorprenderlo? ...nada creo yo.

Tentadores besos Sir, y que su noche sea de lo más placentera. Yo continuaré con mi recorrido por la Mansión, sabe Usted que me gusta hacerlo a estas horas... y no, no temo aquello que pudiese encontrar.

Ginebra Blonde dijo...

Woww!!Qué delicia de versos!! Tomo nota de esta grandísima poeta… Muchas gracias, mi querido Sayiid…

Bsoss enormes.

* dijo...

Doña Gioconda Belli... con ese nombre, ¿verdad mi querido D. Sayiid? no podían dejar de surgir versos tan embriagadores como estos y otros tantos que ella tiene en su vida como poetisa.
Descifra entre palabras bellas los deseos ya movimientos más sensuales, abordándonos con su magia.
De la misma autora:

"...Acariciarte cerebralmente
o meterme en tu corazón y explotar
con cada uno de tus latidos.

Sembrarte como un gran árbol en mi cuerpo
y cuidar de tus hojas y tu tronco,
darte mi sangre de savia
y convertirme en tierra para vos..."


Besos de Pecado, mi querido D Sayiid.
Feliz fin de semana y siguientes .-)

Sayiid Albeitar dijo...

Mí querida María:

Es siempre un placer para mí acercaros nuevos y nuevas artistas, que, a su vez, yo también voy descubriendo.
Es la mansión un lugar de conocimiento e intercambio, donde todo cabe..., desde el relato más lujuriosos a la poesía más delicada y sensible.
Un lugar donde todos y todas podemos gozar de los placeres terrenales, y, como se ha dicho alguna vez, para ello utilizamos todos los sentidos…
Incluidas la vista y el oído, traducidos en este caso, en la lectura…
Besos, mi querida amiga, y espero y deseo seguir sorprendiéndoos un poco más aún :- )

Sayiid Albeitar dijo...

La ¿Santa? Inquisición, mi querida amiga, es la enfermedad que nos ha tocado sufrir en este siglo de ¿libertad?.
Una enfermedad para la que no tenemos cura, aunque siempre hay maneras de... sortearla...
y eso, si cabe, lo hace todo más apetecible aún, no le parece?

Siga paseándose libremente por la mansión, mi querida lady Misthyka, y no piense que no puede sorprenderme, pues yo soy persona abierta al conocimiento y, como dijo el Sabio, si algo se..., es que no se nada (o muy poco) :-)

Besos, milady, y sea siempre muy feliz.

Sayiid Albeitar dijo...

Gracias a vos, lady Ginebra, por regalarme vuestro tiempo visitando esta, mi humilde mansión.
Que me place que os haya gustado los versos que aquí os he traído, y espero no bajar el nivel.
Os prometo que me esforzaré por conseguirlo :-)
Besos, mi querida amiga y sentíos libre de visitar siempre que lo deseéis esta, vuestra casa.

Sayiid Albeitar dijo...

Mi querida lady PI...
Os doy diez y me devolvéis ciento...
Siempre dispuesta a complacerme.
Siempre consiguiéndolo...
Gracias, de corazón, mi querida amiga...
Gracias por estar ahí, siempre en la oscuridad, entre sombras, pero siempre presente y notoria.
Besos mil, mi querida amiga...
Gozad, como yo lo hago, de la mansión...

______________________________________________________________________________________________________________________________________________