Prologo de El Libertino

miércoles, 9 de noviembre de 2016




Si no puedo gozar plenamente de la dicha del amor, entonces quiero saborear sus dolores, sus tormentos, hasta el final, entonces quiero ser maltratado, traicionado por la mujer a la que amo, y cuanta mayor sea su crueldad, tanto mejor. ¡También eso es un placer!

Leopold Von Sacher-Masoch


==========================================================================================================================

4 comentarios:

* dijo...

En el dolor buscado reina el placer... Más ya no es dolor...

Besos de Pecado, mi querido D. Sayiid.

Sayiid Albeitar dijo...

El placer mutado en dolor..., y el dolor convertido en placer...
Cuan extraña y maravillosa es la naturaleza humana, que permite aproximar hasta unir los opuestos antagónicos...

Besos para vos, milady, sin dolor...

María Perlada dijo...

¿Dónde? ¿dónde comienza el dolor? ¿y dónde el placer, mi querido Sayiid? ¿en qué lugar se encuentra?

Un beso.

Sayiid Albeitar dijo...

No lo se milady..., lo sabéis vos?
Supongo que variará según quién y cuando...
Yo puedo asegurarle que mi umbral del dolor es muyyyy bajo jejejeje.
Todo lo que no sean caricias suaves, ya es dolor :-)
De ahí que sea más sádico que masoquista jejejejeje.


Besos, mi querida amiga..., y que descubra voacé su límite..., aunque sea sólo para superarlo...

______________________________________________________________________________________________________________________________________________