Prologo de El Libertino

miércoles, 29 de marzo de 2017




PERVERSIFICACIONES

De todos los lugares donde hicimos
arder tu juventud, recuerdo como
sitio nunca olvidable la bañera,
a la cual me llevaste yo tan limpio
de cuerpo y corazón con el sigilo
de darme a conocer, líquido, el fuego.
Y, en verdad, conocí cuánta y distinta
puede la lava ser en los volcanes.
Fue tan perfecta la ocasión de amarnos
igual que los delfines en el agua
ahogándonos a ratos y creciendo
por encima del mar: muslos convictos,
senos en desazón, piel en naufragio,
la hirviente red en la que el pez moría,
que, desde entonces, casi medio año
limpio de corazón y no de cuerpo,
no me he vuelto a bañar
      por olvidarte.

(Ángel García López)


=================================================================================================================

No hay comentarios:

______________________________________________________________________________________________________________________________________________