Prologo de El Libertino

miércoles, 24 de mayo de 2017






COMO EN TODOS LOS COMBATES


Llego y te embisto.

Empujo tu cuerpo hacia la cama,

tus flancos se estremecen y ruges entre ardores

y placer y amor y pujiditos …

pones en mí tus uñas y maúllas feliz gata deseada.

Me llenas de saliva con tu hocico.

Me muerdes las orejas me recibes

se iluminas los días y el lecho.

He penetrado en ti , me fui a fondo

y te has venido conmigo a la intemperie, casi a la eternidad,

al vacío, suspendidos de tiempo y en el tiempo.

Buceas, nado a ciegas, nos deslizamos: Yo en ti, tú en mí.

Bramo contigo, rufiana de agua dulce, refinada expresión

de bramadero…

“Déjame ser tu puta”.

Y ya no te detienes para nada

hasta caer en esa santidad que dan los hijos …

“Después de este combate ya no somos los mismos”.


(José Roberto Cea)

=================================================================================================================

4 comentarios:

* dijo...

Ciertamente, no se es los mismos...
Somos dos animales salvajes intentando ser dominados por el deseo del otro, en momentos cómplices, asalvajados.

Déjame ser tu...
Se tú mi...

Y asi nos encendemos...

Besos de Pecado, Mi Querido D.Sayiid.

Sayiid Albeitar dijo...

Y así..., ardemos...

Besos desde la mansión, mi querida y siempre añorada lady PI

María Perlada dijo...

El mejor de los combates, ¿hay otro más placentero? creo que no, mi querido Sayiid.

Besos de Perlada.

Sayiid Albeitar dijo...

Sin duda que no lo hay, mi querida maría.
Y puestos a "caer en combate", que me dejen luchar con estas armas...
Las armas del deseo, la pasión y el placer prohibido...
las armas con las que mas cómodo me siento "luchando"...

Besos, mi querida amiga, y ya sabe, en el amor y en la guerra....

______________________________________________________________________________________________________________________________________________